lunes, 16 de abril de 2018

La caída de Singapur II

Proviene de La caída de Singapur I


El ataque japonés.


Soldados japoneses atravesando el estrecho de Johore

A primeras horas de la mañana del 8 de febrero, los japoneses iniciaron el asalto contra las líneas de la 22ª Brigada de infantería australiana por medio de fuego de artillería y ataques aéreos. Después del atardecer, la barrera se intensificó. Los australianos se prepararon para el predecible e inminente ataque y, sobre las 20:30 h. fueron divisadas lanchas de desembarco acercándose a sus posiciones. A pesar de la férrea resistencia, las posiciones avanzadas australianas cayeron ante el peso del ataque japonés. Los australianos combatieron sin el apoyo de la artillería y una vez las tropas niponas tocaron tierra, fácilmente se infiltraron entre las débiles y  separadas defensas australianas.

Entre las 01:00 h. y las 03:00 h., se ordenó a las compañías avanzadas de los tres  batallones australianos retrasar sus posiciones hasta los perímetros defensivos de partida. Este movimiento era muy complicado de realizar, más por la noche, a través de terreno pesado y con los japoneses presionando en su ataque. Sólo la mitad de los hombres del 2º Batallón del 18º Rgto. alcanzaron Ama Keng y los otros dos batallones sufrieron incluso peor suerte, al llegar a destino con tan solo una compañía. Esta situación condujo a considerar a la 22ª Brigada australiana como unidad sin efectividad de combate.

Una vez estuvo claro cuál era el foco principal del ataque japonés, Percival ordenó a su única formación en reserva, la 12ª Brigada de infantería India apoyar a los australianos, y Bennett, general al mando de la 8ª División Australiana, movió el 2º Bón del 29º Rgto desde el sector de la 27ª Brigada hasta el área de operaciones de la 22ª Brigada. Al caer la noche, los británicos tras el repliegue de sus tropas avanzadas, se hallaban sobre la Línea Jurong. La 44ª Brigada de infantería India estaba a cargo del sector sur, los remanentes de la 22ª Brigada de infantería australiana, que habían sido reforzados, fueron desplegados alrededor de Bulim y la 12ª Brigada de infantería India al norte. Durante el primer día de combates, los japoneses lograron sus objetivos planeados. Los británicos recibieron un duro castigo pero seguían manteniendo una viable línea defensiva.

La siguiente fase del ataque japonés se desarrolló durante la noche del 9 al 10 de febrero. Durante el día, el fuego de artillería se intensificó contra el sector de la 27ª Brigada de infantería australiana. A las 20:30 h. los japoneses iniciaron el asalto. Las posiciones de ametralladoras australianas descargaron un fuego pesado y eficaz sobre los botes s desembarco japonés y por ello el general Nishimura pidió permiso a Yamashita para cancelar el asalto y continuar el desembarco al día siguiente detrás de la 5ª División. Sin embargo, antes de la medianoche, el 2º Bón del 26º Rgto. había retrocedido 450 m. y,  a las 04:00 h., el comandante de la 27ª Brigada de infantería australiana ordenó retirada. Esta situación dio lugar a que se abriese una brecha con la vecina 11ª División india, permitiendo a los japoneses la oportunidad de desplegar el resto de la división de guardias imperiales sin interferencia.

La batalla sobre la Línea Jurong.


La batalla de Bukit Timah y la pérdida de la linea Jurong

La batalla de la línea Jurong terminó antes de que Percival y Bennett se dieran cuenta que había comenzado. Bennett ordenó a la 22ª Brigada australiana intentar sostener Bulim al menos hasta el 10 de enero y luego retroceder hasta la línea de Jurong situándose entre las brigadas 12ª y 44ª de la India. Desde el comienzo de la campaña de Malasia y Singapur, Percival y su estado mayor ya habian evidenciado muestras de ser incapaces de coordinar cualquier operación fuera del nivel que fuera. Los acontecimientos del 10 de enero dan el mejor ejemplo de esta circunstancia. El sector norte de la línea fue abandonado cuando la 12ª Brigada India retrocedió sin órdenes para ello e impedir que la división de guardias imperiales avanzara de Kranji por detrás de las defensas británicas. En la parte sur de la línea, las 15ª y 44ª Brigadas indias se replegaron para proteger la carretera de Jurong en respuesta a una serie de órdenes de Percival. El resultado final supuso que por la noche del 10, la línea de Jurong, que había sido parcialmente  valorada y preparada, se había perdido y las fuerzas británicas en el área occidental en estado de shock. La pérdida de esa línea fue la última oportunidad de defender la ciudad de Singapur.

Yamashita percibió la confusión británica y ordenó un avance con el máximo de unidades para apoderarse rápidamente de Singapur. La 18ª División se concentró en la carretera de Jurong y la 5ª División, apoyada con tanques, en el área del campo de aviación de Tengah. La División de Guardias Imperiales todavía estaba cruzando el estrecho de Johore al oeste de Causeway pero su posición era una potencial amenaza si se dirigía al sur  desde el norte y cortaba las fuerzas británicas en la parte occidental de la isla. Para contrarrestar dicha amenaza potencial, Percival formó una fuerza de tres batallones procedentes de todas las tres brigadas de la 18ª División británica denominada Tomforce y la envió la noche del 10 de enero a cubrir la carretera principal que se dirigía Causeway. Bajo indicación de Wavell, que visitó Singapur por última vez el 10 de enero, Percival ordenó un contraataque para recuperar la línea de Jurong. El ataque fue llevado a cabo con cuatro brigadas. De ellas, sólo dos eran realmente capaces de seguir las órdenes.

Mientras tanto, infantería pertenenciente a la 5ª División, apoyada por tanques, atacó hacia el este de la zona del campo de aviación de Tengah por la carretera de Choa Chu Kang. Los japoneses se infiltraron través de la 12ª Brigada India y un batallón australiano hasta alcanzar la carretera principal y girar hacia al sur. A pesar de estar la carretera bloqueada en tres puntos, dificultando el paso a varios tanques japoneses, los japoneses alcanzaron el vital cruce de carreteras  y depósitos en Bukit Timah en sobre la medianoche en la noche del 10/11 febrero. El contraataque británico nunca consiguió lanzarse con garantías. A las 03:00 h. del 11 de febrero, la 18ª División japonesa avanzó por la carretera de Jurong hacia las posiciones de las unidades británicas que se estaban preparando para el ataque. El ataque nipón pudo ser detenido pero obligo la cancelación del contraataque británico. Otro ataque japonés llevado a cabo a las 07:30 h. rompió las defensas del 15ª Brigada India y supuso la retirada de dichas tropas defensivas  hasta la posición de la 22ª Brigada australiana.



Tropas japonesas acompañadas de un carro Type 95 Ha-Go en Bukit Timah


El fracaso de los japoneses para seguir aumentado su ventaja fue debido a la escasez de municiones que dio a los británicos una oportunidad de recuperarse y organizar otro contraataque. Bennett ordenó tres batallones volver a tomar Bukit Timah, pero, frente a dos divisiones japonesas, este contraataque se atascó a primera hora de la tarde. Mientras tanto, Percival creaba otra fuerza de tamaño brigada con elementos procedentes de la 18ª División de infantería británica para cubrir el flanco izquierdo de la 11ª División de India y proteger los depósitos en el centro de la isla. Esto no hizo nada para disminuir la presión sobre la 11 º División India, tras el ataque de la 11ª División de Guardias Imperiales. La presión  japonesa  y los continuados problemas de mando y control británico incitaron a la 27ª Brigada australiana dirigirse al sur hacia Race Course, dejando el flanco izquierdo de la 11ª División India totalmente expuesto. El comandante de la 11ª División India ordenó el repliegue lógico para proteger a su izquierda, propiciando el abandono de la base naval. A las 18:00 h., la base fue abandonada y demolidas las instalaciones. Por la tarde del día 11, los británicos habían sido obligados a retroceder hasta el área del embalse de MacRitchie y Race Course. Al sur de estas defensas se hallaba la reforzada 22ª Brigada australiana, que soportó ataques durante todo el día por parte de los regimientos de la infantería 56º y 114ª de la 18ª División.

Continúa en La caída de Sinagpur III