jueves, 20 de junio de 2019

Friedrich August Freiherr von der Heydte







La Segunda Guerra Mundial vio por primera vez  a los paracaidistas convertirse en una parte importante de la guerra. Entre los comandantes de paracaidistas más notables se encontraba Friedrich August Freiherr von der Heydte. Católico alemán, fue conocido por algunos colegas como el Paracaidista del Rosario.

Nacido en 1907 en Múnich, Heydte ingresó en el ejército alemán durante el período inmediatamente posterior a la Primera Guerra Mundial. Un jinete apasionado, se alistó y, tras un breve período en la infantería, pasó a ser oficial cadete en un regimiento de caballería. Fue una vida severa llena de trabajo duro y disciplina.

miércoles, 19 de junio de 2019

Campaña de la península de Cotentin, 1ª parte


Campaña de la península de Cotentin, 6 - 30 junio de 1944.



Soldados paracaidistas de la 101ª División Aerotransportada en St. Marcouf, 08/06/1944

La campaña de liberación de la península de Cotentin llevada a cabo del 6 al 30 de junio de 1944 fue el primer gran avance aliado tras los desembarques del Día D  y terminó con la captura del puerto de Cherburgo, calificado por los aliados como uno de los objetivos más importantes de la Operación. Overlord. La captura de un puerto importante fue considerada como una parte esencial de la consolidación de progreso aliado en Francia tras el Día D por lo que el asalto anfibio marítimo se extendió más hacia el oeste, concretamente hasta la playa de Utah para permitir un avance rápido hacia Cherburgo. Los alemanes no esperaban que los Aliados desembarcaran en la costa este de Cotentin ya que habían inundado grandes áreas de terreno bajo para impedir cualquier progreso, justo el situado detrás de las playas y a lo largo del río Merderet en el centro de la península y también por esta razón las defensas costeras en la playa Utah eran de los más débiles de Normandía.

martes, 18 de junio de 2019

Historial operativo del Fairey Swordfish.


Historial operativo del Fairey Swordfish.



Swordfish Mk I del Escuadrón Nº 785 procedente de la Real Estación Naval Aérea Crail en Escocia

En septiembre de 1939 el Fairey Swordfish equipaba trece escuadrones del Fleet Air Arm, once de ellos sirviendo en los cinco portaaviones de flota de la Royal Navy; HMS Ark Royal, HMS Courageous, HMS Eagle, HMS Furious y HMS Glorious. Durante los primeros seis meses de la guerra, no había objetivos adecuadas para el Swordfish, pero esta eventualidad cambió en abril de 1940 cuando los alemanes invadieron Noruega. La primera acción importante donde intervino el Fairey Swordfish fue el 11 de abril de 1940, cuando aviones del HMS Furious llevaron a cabo un ataque sin fortuna contra destructores alemanes en Trondheim. Faltaba realmente poco tiempo para conseguir el primer éxito, concretamente el 13 de abril un Swordfish catapultado desde el acorazado HMS Warspite hundió el U-64, el primero de submarinos enemigos hundidos por el Fleet Air Arm.


lunes, 17 de junio de 2019

Planes estratégicos previos a la invasión de Sicilia


Tras la conquista de Túnez y la capitulación de todas aquellas tropas del Eje que no tuvieron la suerte d eser evacuadas, el siguiente paso a tomar por parte de los Aliados era la invasión de territorio ocupado por el enemigo.



Dirigentes aliados en la campaña de Sicilia. General Dwight D. Eisenhower reunido en África del norte con (en primer plano, de izquierda a derecha): Mariscal Jefe del Aire Sir Arthur Tedder, General Sir Harold Alexander, Almirante Sir Andrew Cunningham y (fila superior): Sr. Harold MacMillan, General de Divisón Walter Bedell Smith, y oficiales británicos no identificados.

Planes del Eje.

No existía ningún consenso entre Berlín y Roma sobre donde los aliados atacarían de nuevo. La percepción estratégica de Hitler era que los Balcanes suponían la supervivencia militar de Alemania, debido a la importancia del petróleo rumano y el suministro de decisivas materias primas desde otros lugares de la región. Los altos mandos italianos y germanos apuntaban de forma variable sobre Cerdeña, Sicilia, Creta y Grecia como los próximos objetivos aliados. Este planteamiento llevó a una desarbolada dispersión de las ya debilitadas fuerzas del Eje. Para aumentar esta incertidumbre, los aliados llevaron a cabo una campaña de engaño, con la operación Mincemeat como su más brillante estratagema. El cuerpo de un hombre muerto vestido con uniforme de oficial británico. Un maletín encadenado al cadáver contenía falsos documentos dirigidos al general Sir Harold Alexander describiendo una hipotética “Operación Husky” contra Grecia por las fuerzas egipcias del general Sir Henry Maitland Wilson y la “Operación Brimstone” llevada a cabo por tropas de Alexander contra Cerdeña y también los informes de una operación de engaño para convencer a los alemanes que Sicilia era el objetivo. El cuerpo fue depositado en la costa española por un submarino la noche del 30 de abril de 1943, con la presunción de ser registrado en tierra por oficiales germanos. Ciertamente así ocurrió y copias del contenido del maletín llegaron a Berlín. Hitler que ya estaba inclinado a pensar en los Balcanes como objetivo, con los documentos de Mincemeat vio reforzada sus ideas preconcebidas. Entre marzo y julio de 1943, la Wehrmacht reforzó el área de los Balcanes desde 8 a 18 divisiones y en Grecia concretamente de 1 a 8 divisiones; Sicilia recibió apenas dos divisiones. Esta circunstancia no puede ser atribuible al la estratagema de Mincemeat, pero es más que posible que las inclinaciones previas de Hitler fuesen acabadas de ser apoyadas por Mincemeat.

jueves, 13 de junio de 2019

Fairey Swordfish.


Fairey Swordfish.




El Fairey Swordfish fue el biplano británico más importante de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de su aspecto anticuado, era un avión razonablemente moderno en 1939, habiendo entrado en servicio en 1936. Fue diseñado para cumplir dos de los tres principales requisitos del Fleet Air Arm, actuando como avión de reconocimiento y como avión bombardero-torpedero. El conocido como "Stringbag" o saco de cuerdas, sobrevivió al avión diseñado para reemplazarlo y permaneció en servicio hasta el final de la guerra.

miércoles, 12 de junio de 2019

Armamento de los marines



Fusiles

El USMC fue a la guerra con el fusil Springfield M1903, un buen fusil de cerrojo de tiro simple con peine de cinco cartuchos pero que gradualmente fue reemplazado por el fusil semiautomático M1 Garand de ocho cartuchos desde la batalla de Guadalcanal y en adelante. El proceso de reequipamiento se completó en 1943. Algunos marines adoraban la mayor potencia de fuego del M1 Garand mientras otros lamentaban su supuesta falta de precisión y su complejidad. Un marine de la reserva, el capitán Melvin Johnson, ideó una alternativa, el M1941 Johnson, pero apenas entró en acción debido a que ya estaba en curso la producción en masa del M1. La carabina M1 con cargador de 15 cartuchos fue aceptada en el cuerpo de marines en 1942 al igual que la versión plegable M1A1 destinada para unidades paracaidistas. A muchos marines les gustaba su alta cadencia de tiro pero algunos pensaban que le faltaba energía de impacto. A principios de 1945 algunos marines recibieron la carabina M" de tiro selectivo y cargador de 30 cartuchos.

Dos marines equipados en primer termino con una carabina M1 y al fondo con una escopeta probablemente una M1912.

Escopetas y pistolas.

El USMC utilizó las escopetas de corredera, de seis cartuchos y de calibre 12 Winchester M1897 y M1912 antes de la Segunda Guerra Mundial. Fueron oficialmente adoptadas para su uso durante 1943 y eran altamente efectivas en los combates cerrados, particularmente limpiando bunkers enemigos y complejos de cuevas. Las pistolas M1911 y M1911A1, ambas con cargador de siete cartuchos entraron en el arsenal de los Marines desde 1912 y 1926 respectivamente y siguieron durante la Segunda Guerra Mundial como las pistolas más ampliamente utilizadas, a pesar que muchos preferían el punch extra de la carabina M1.

 Subfusiles.

Los soldados destinados al Cuerpo de Marines utilizaron el subfusil M1928A1, conocido como "Tommy Gun" así como las mejoradas versiones a este diseño sobre todo la M1 y la M1A1 que entraron en servicio en1942. Permanecieron en uso hasta la primavera de 1944 cuando fueron aparentemente remplazadas por el subfusil M3A1 "Grease Gun". Este último tenía un gran inconveniente en combate ya que sonaba inequívocamente similar al sonido de la ametralladora ligera estándar japonesa y por consiguiente tenía un gran potencial de causar episodios de "fuego amigo". Las unidades de paracaidistas y raider de los marines recibieron los subfusiles Reising M50 de madera y M55 plegables, armas fabricadas desde 1940 hasta 1942. El Reising no fue popular al ser propenso a encasquillarse y al fuego accidental.

Armas automáticas de pelotón.

El Browning Automatic Rifle (BAR) permaneció como arma automática de pelotón estándar durante la guerra en sus dos versiones M1919A1 y M1918A2, ambas equipadas con un bípede y un cargador de 20 cartuchos. Se predijo la desaparición del BAR con la llegada del fusil M1 pero la distribución del BAR realmente aumentó durante la guerra desde uno por pelotón al principio hasta tres durante los primeros meses de1944.Los paracaidistas de los marines también recibieron la ametralladora ligera de 20 cartuchos por cargador M1941 Johnson pero no fue particularmente bien recibida por la debilidad de su diseño.


Grupo de marines en acción, dos equipos de morteros de 60 mm en un primer plano y detrás marines armados con fusiles que parecen ser M1 Garand y con subfusiles concretamente un M1928A1 "Tommy"

Ametralladoras y morteros.

La ametralladora ligera Browning M1919A4, un arma robusta pero con demasiado peso, fue utilizada por la sección de armas pesadas a nivel compañía mientras la ametralladora pesada M1917A1 fue originalmente desplegada en la compañía pesada a nivel batallón. Sin embargo, la necesidad de potencia de fuego inmediata en los momentos cruciales del combate condujo a una reorganización durante 1944 y las tres secciones de la compañía pesada del batallón fueron distribuidos entre las compañías de fusileros normales. Los morteros también fueron desplegados de forma similar, así el M2 de 60 mm y el M1 de 81 mm fueron asignados respectivamente a nivel compañía y a nivel batallón. La cantidad disponible de estas armas    gradualmente fue aumentando desde Guadalcanal tal y como el fuego indirecto comenzó a verse como altamente eficaz contra tropas atrincheradas en la jungla o en terrenos quebrados.

Armamento contra bunkers.

Los japoneses fueron maestros de la guerra defensiva, construyendo complejos bunkers perfectamente escondidos y haciendo un uso extensivo de las naturales características del terreno a su favor, como las cuevas, que adaptaron para un rol similar al de los bunkers. Los marines a menudo necesitaron equipamiento de fácil transporte para neutralizar esas posiciones a relativamente corta distancia y a menudo el uso de armamento cuyo primer diseño no fue el de realizar dichas tareas. Tanques Sherman, algunos modificados con lanzallamas fueron utilizados contra los japoneses per un terreno dificultoso a menudo conllevaba un despliegue problemático o incluso imposible y los tanques tenían que cambiar de posición o intentar maniobras difíciles de llevar a cabo. El cañón antitanque M3A1 de 37 mm era el cañón estándar desde 1942 y capaz de destruir vehículos no acorazados o con un ligero blindaje pero fue más a menudo desplegado en la vanguardia del ataque para disparar contra bunkers. Sin embargo el cañón pesaba bastante y los marines se las veían con dificultad para emplazar la pieza y disparar, sobre todo en terreno rocoso.


Dos imágenes del armamento antibunker de los marines. Izquierda, un marine con un bazooka M18 desmontado en dos piezas y a la derecha un marine con un lanzallamas en acción, probablemente un M1 al ser la fotografía de principios de 1943.

Los bazookas, originalmente diseñados como arma portátil antitanque, tuvieron una función similar en manos de los marines. El M1 fue entregado en 1942 en un número limitado de unidades pero su distribución ya se dobló a mitad del siguiente año. En 1944 el M1 fur gradualmente sustituido por el M1A1 que a su vez fue desplazado por lanzacohetes M18, una gran arma cuyo tubo se podía dividir en dos secciones par un transporte mas fácil. Los lanzallamas individuales, a pesar de estar íntimamente asociados a la imagen de los marines, no estuvieron ampliamente disponibles en las etapas iniciales de la campaña del Pacifico pero por su capacidad para eliminar bunkers rápidamente fueron considerados como armas esenciales. El primero en ser utilizado fue el M1, a principios de 1943 en las islas Salomón, sin embargo, su peligroso corto alcance, más o menos 15 metros, condujo al desarrollo de versiones de mayor alcance, el M1A1 elevo tres veces la distancia de fuego y el M2-2 enviaba la llamarada hasta los 60 metros.

martes, 11 de junio de 2019

Waffen-SS en los Balcanes. 3ª Parte


Proviene de Waffen-SS en los Balcanes 2ª Parte


Operación de limpieza.

Sin embargo, los alemanes no disponían de tiempo para celebrar la victoria. La Leibstandarte comenzó de forma inmediata el descenso hacia la planicie y así por la tarde comenzó el reconocimiento de las cercanías de Kastoría, solo para ser rechazada por el fuego concentrado de la artillería griega. Era más que evidente que dicha posición no podía ser tomada tan solo con la presencia de tropas de infantería. La artillería regimental de la Leibstandarte por lo tanto se trasladó junto con el 3º Batallón. Se pidió el ataque de un escuadrón de Stukas y una barrera d explosivos procedentes tanto de los bombarderos en picado como de la artillería cayó sobre los desafortunados soldados helénicos. Antes de que pudieran recuperarse, la infantería SS avanzó hacia sus posiciones y los griegos fueron superados.




Las autoametralladoras del destacamento de Reconocimiento de Meyer se lanzaron a toda velocidad hacia la ciudad de Kastoría y durante el trayecto se toparon con grandes columnas de tropas griegas en retirada que estaban tan sorprendidas por la aparición de los soldados de las SS que se rindieron rápidamente. A última hora de la tarde Kastoría estaba completamente ocupada por los alemanes. Se tomaron alrededor de 12.000 prisioneros griegos. Por su actuación en el ataque del Paso de Klissura y la subsiguiente captura de Kastoría Meyer fue condecorado con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro.

El 19 de abril, La Division Leibstandarte recibió ordenes de dirigirse al suroeste hacia Joannina y tras capturar el Paso de Metsovon cortar 16 divisiones griegas al oeste de la cordillera del Pindo. Todas estas fuerzas de rindieron el 21 de abril. La rendición fue aceptada por el comandante en jefe de la Leibstandarte, SS-Gruppenführer "Sepp" Dietrich, un hecho que enfureció a Mussolini. A pesar de la pobre actuación de las tropas italianas, Mussolini insistió en llevarse parte de la gloria. La capitulación de los griegos a Dietrich fue anulada en un primer lugar para después formalizar una ceremonia de rendición en la que los italianos se hallaron presentes de forma completa.



Un momento de descanso

El 24 de abril, la Leibstandarte comenzó su avance en persecución de las tropas inglesas y de la Commonwealth que estaban retirándose, se dirigió en primer lugar al sur hacia Mesolongion para girar al este hacia Navpaktos en el golfo de Corintio. Los alemanes llegaron tan solo un poco tarde cuando los británicos habían evacuado las tropas del golfo hacia Patras.

Meyer y su unidad de reconocimiento se hallaban incomunicados por radio con el regimiento. Incapaz de recibir nuevas órdenes Meyer decidió enviar una patrulla a lo largo del golfo utilizando  dos pequeños botes de pescadores requisados. Tras una espera de hora y media, reaparecieron las dos barcas, transportando 40 prisioneros británicos. Meyer inmediatamente comenzó a transportar el resto de su batallón hacia Patras utilizando toda barca de pesca que sus hombres pudieron encontrar.



Soldados de la 1ª División SS Leibstandarte en el golfo de Corinto

A la mañana siguiente Meyer envió a la 2ª Compañía de su batallón con ordenes de atacar al este y contactar con unidades del 2º Regimiento Paracaidista que se hallaba combatiendo contra los británicos en Corintio, Al no disponer de vehículos pesados, las tropas de las SS en su avance se vieron obligadas a requisar cualquier transporte que encontraran en su camino. Esta circunstancia llevó a imágenes verdaderamente insólitas como la de un cañón antitanque remolcado por un coche sedan, morteros sobresaliendo desde las ventanillas de coches deportivos y secciones de ingenieros acomodados en el interior de un autobús.

Tras establecer contacto con los paracaidistas, los tropas de las SS volvieron a Patras para comenzar su marcha direccion sur hacia Olimpia en persecución de los británicos en retirada. A lo largo de toda la carretera se veían vehículos británicos abandonados por falta de combustible y que fueron gustosamente apropiados por las tropas de las SS. El Leibstandarte llegó más al sur de Olimpia antes de ser detenido su avance por el colapso total del Ejército griego y la evacuación de las fuerzas inglesas y de la Commonwealth y ser innecesario su concurso. El Regimiento fue trasladado a Atenas para formar parte del desfile de la victoria frente al mariscal de campo List, antes de volver a sus barracones a descansar y reequiparse de hombres y material.

La gran actuación tanto de la División Leibstandarte como de la Das Reich en la turbulenta campaña de los Balcanes sirvió no solo para engrandecer la percepción como tropas de elite a los ojos de Hitler sino que la disposición del Führer para expandir las Waffen-SS llevó a la creación de dos nuevas divisiones SS; la 5º División SS Wiking y la 6ª División SS Nord si bien esta ultima en esos momentos ya tenía la composición de un kampfgruppe, logrando su pleno estatus divisional en septiembre de 1941.


Sepp Dietrich junto a Heinrich Himmler en Grecia 1941

La presión procedente del Heer contra la expansión de Hitler de las Waffen-SS continuó sin cesar, sin embargo Hitler seguía manteniéndose completamente reticente a ignorar las sugerencias de los comandantes de la Wehrmacht. El antagonismo de Ejército hacia las Waffen-SS se basaba en la potencial sangría que sufriría la reserva nacional de hombres jóvenes con esta expansión. Sin embargo, Hitler estaba a favor y fue persuadido por Himmler en permitir el reclutamiento en las Waffen-SS de alemanes étnicos procedentes de territorios conquistados, al no tener el Ejército reclamaciones prioritarias sobre estos hombres. Como el potencial reclutamiento recaería sobre alemanes de "pura sangre", Hitler lo consideró perfectamente aceptable. De hecho, los alemanes étnicos procedentes de fuera del Reich ya habían ido ingresando poco a poco en las Waffen-SS desde hacia tiempo. Menos mal porque la mayor exigencia a las Waffen-SS estaba a punto de llegar, la invasión de la Unión Soviética.