domingo, 6 de mayo de 2012

Operacion Cartago


Mosquito abandonando Copenhague tras atacar el cuartel de la Gestapo


Operación Cartago

El 21 de marzo de 1945 se produjo un ataque aéreo sobre el cuartel general de la Gestapo en la ciudad danesa de Copenhague con resultado controvertido pues aunque fue un éxito el propio ataque sobre el edificio que albergaba a la policía secreta nazi también hubo que lamentar el daño colateral ocasionado sobre un colegio cercano que fue atacado debido a un error garrafal.

El edificio de la compañía Shell en Copenhague fue utilizado como cuartel general de Gestapo durante la Segunda Guerra Mundial. A finales del año 1944, el movimiento de resistencia danés estaba al borde de ser arrollado por la acción de la policía secreta del Reich. Muchos de sus líderes habían sido arrestados y toda la información recogida se había clasificado en los archivo s del edificio Shell. Para poder destruir esos  documentos comprometedores, los miembros de la resistencia pidieron a la RAF un ataque al cuartel de la Gestapo. Recientemente, un ataque similar había sido perpetrado con éxito sobre el cuartel general de la Gestapo en la Aarhus el 31 de octubre de 1944.

El 21 de marzo a las 08:55 comenzó la Operación Cartago con 20 mosquitos del Grupo de Bombardeos Ligeros nº 2, escoltados por 30 mustang del 11º Grupo de Caza que despegaron desde e l campo de aviación de la RAF Fersfield en Norfolk.  Dos de los mosquitos eran del tipo Mosquito B. Mk IV de la FPU, unidad de producción cinematográfica, mientras que el resto eran aviones del tipo Mosquito F.B. Mk VI. Los bombarderos llevaban 44 bombas de 500 libras y navegaron a baja altitud sobre el Mar del Norte e incluso sobre Dinamarca.

La formación aérea llego a Tissϕ, un lago en la parte occidental de la región de Zeeland, y se dividió en tres grupos para formar tres oleadas de ataque. El 1º grupo estaba compuesto por 7 mosquito (uno de la FPU) y 12 mustang, el 2º grupo con 6 mosquitos y el 3º grupo compuesto por 7 mosquitos (un FPU) . el 1º grupo voló directamente hacia Copenhague mientras el resto de aviones volaban en circulo sobre Tissϕ. Tras la primera circunvalación, el 2º grupo salió con dirección a la capital danesa, de esta forma, las tres oleadas llegaron a Copenhague con una cadencia de tiempo de 4 minutos entre ellas.

Para prevenir posibles ataques, la Gestapo emplazó 26 prisioneros daneses como escudos humanos en el tejado del edificio Shell, que se encontraba en el centro de la ciudad. El plan de acción consistía en volar a baja altura y bombardear los laterales del edificio ya que es la mejor manera de impactar sobre un objetivo volando a baja altura. El Instituto tecnológico estaba próximo al edificio de la Gestapo y cada día solía estar ocupado por 600 personas. La alternativa del bombardeo de precisión a baja altura debería ser el convencional bombardeo desde alta cota. La precisión técnica dio a los daneses la suficiente impresión para considerar que el ataque de los pisos inferiores del edificio podría salvaguardar las vidas de los prisioneros del piso superior. Contribuyendo a este mito de hecho la mayoría de los prisioneros pudieron escapar y solo murieron dos pero, en realidad, las expectativas de la RAF eran que el edificio se desplomase y pereciesen los prisioneros. Era la primera vez que un edificio seria objetivo de un bombardeo de precisión diseñado de esa manera, con todos los 20 mosquitos asignados a la finalidad primaria del bombardeo, sin quedar ninguna unidad como reserva.

El raid estaba previsto que sucediese a la hora de la comida, 11:15, cuando habría poca gente dentro del edificio, y porque la mayoría de las taquillas con los informes clasificados estarían abiertas. Después de la guerra el jefe de inteligencia del Departamento Nacional de Policía (Rigspolitichefens Efterretningsafdeling) estimo en 125 el número de muertos en el ataque, de esas personas, 51 pudieron ser identificadas en el edificio  y 42 murieron a causa de sus heridas. El resto de fallecidos no pudieron ser identificados. En el verano de 1945, partes de cuerpos de 20 a 40 personas fueron recuperadas de entre las ruinas.

8 miembros de la resistencia murieron en el ataque pero en la confusión 18 escaparon y aunque se destruyó la sede y murieron 55 soldados alemanes y 47 colaboracionistas daneses en terrible accidente se produjo cerca, Uno de los Mosquitos en su vuelo a baja altura chocó contra un mástil y se estrelló cerca del instituto católico Jeanne dArc. El fuego y el humo indujeron a algunos Mosquitos de la oleada posterior a tomar el instituto como objetivo real y tras el ataque se produjo la muerte de 96 niños y 10 profesores así como 67 heridos.

Shellhus bombardeada e incendiada.

Fotografías de ese día que muestran a prisioneros descendiendo de las ruinas fueron tomadas como falsas al compararlas con los fotografías tomadas desde los aviones. Las fotos de los aviones se tomaban cada segundo después de lanzar las bombas desde cámaras situadas en las colas de los aparatos.

A parte del avión que estrelló en Frederiksberg, muchos aviones fueron dañados por la artillería antiaérea, por ejemplo desde el crucero Nürnberg anclado en el puerto de Copenhague. Un avión se estrelló en Fӕlledparken ya que iba muy bajo y la tripulación se ahogó en Øresund. Muchos aviones llegaron a Inglaterra muy escasos de fuel y uno de los aviones aterrizó solo con un motor en funcionamiento. En el regreso. Los mosquitos atacaron la base militar de Melby (Melbylejren). No todos regresaron a Inglaterra; dos mosquitos fueron alcanzados por fuego alemán y se estrellaron en el Kattegat- muchos aterrizaron en el primer aeródromo ingles porque al estar escasos de combustible no hubiesen llegado al campo de destino. Los pilotos comentaron el asombro creado cuando aterrizaron en las bases, pues no existía conocimiento alguno de la misión. El raid había estado en absoluto secreto. Un total de 4 aviones se perdieron y nueve aviadores, entre pilotos y tripulantes perdieron la vida.

En la actualidad la sede de la Shell Oil Company sigue en la misma dirección que en 1945. En la pared hay una medalla de bronce fundido de una hélice de un Mosquito estrellado y una placa con los nombres de losaviadores de la RAF que perdieron la vida. También existe un monumento en memoria de los civiles muertos por los daños colaterales en el propio instituto Jeanne dArc.

Monumento a las victimas civiles del raid.