martes, 3 de mayo de 2016

Plan Cuatrienal

Plan Cuatrienal


Póster de propaganda de 1939 que ensalza los beneficios de la compra de productos alemanes; trabajo alemán, productos alemanes, producción alemana.

El Plan Cuatrienal implantado por el gobierno nazi en Alemania fue una serie de medidas económicas iniciadas por Adolf Hitler en el año 1936. La organización del plan le fue encomendada a Hermann Göring, quien como Ministro Plenipotenciario del Reich disfrutaba de distintas jurisdicciones y responsabilidades sobre varios Ministerios, como el de Economía, Defensa y Agricultura. Hay pocas dudas de que a Göring le resultó difícil organizar el plan cuyo fin era conducir la Alemania Nazi hacia una economía basada totalmente en la preparación para la guerra. Es por ello que el rearme fue la máxima prioridad así como preparar el país encaminándolo hacia la "autarquía, es decir, la capacidad de Alemania de ser autosuficiente. 

Tras el rearme y la autosuficiencia el plan también haría hincapié en la reconstrucción de las defensas militares de la nación, haciendo caso omiso de las restricciones impuestas a Alemania por el Tratado de Versalles tras la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial, intentar reducir el desempleo; aumentar la producción de fibra sintética; llevar a cabo proyectos de obras públicas bajo la dirección de Fritz Todt; aumentar la producción de automóviles; iniciar numerosos proyectos de construcción y arquitectura; y desarrollar el sistema de autopistas. Todas estas acciones realmente estaban interrelacionadas y dirigidas a aumentar la actividad económica desde la autarquía.


Hermann Göring visitando a los trabajadores de una fábrica alemana.

Hitler otorgó a Göring todo el poder necesario para promulgar leyes mediante decretos públicos, que le permitieron tener pleno poder sobre todo el tejido industrial y productivo de Alemania. Göring constantemente amplió el alcance del plan, hasta que se convirtió en el amo de hecho de la economía alemana, y la oficina del Plan Cuatrienal se convirtió,  de manera similar a la Luftwaffe, en un servicio casi privado e independiente, adquiriendo y aglutinando de esta manera  el poder que había perdido anteriormente por razones políticas. Göring no tuvo realmente ninguna posición ni influencia política importante en el partido nazi, en fechas anteriores a 1936 cuando se inició el plan cuatrienal. Su notoriedad se basaba más  en su popularidad pública como héroe de guerra y su fácil acceso a Hitler. Aunque el nombramiento de Göring como jefe del plan tuvo beneficios a corto plazo para Hitler, a la larga fue un desastre, ya que Göring apenas tenia conocimientos de economía, factor incluso citado por Hitler como una de las razones de la elección.

El plan tenía cuatro prioridades:

1ª) Aumentar la producción agrícola.

2ª) Volver a capacitar sectores clave de la población activa.

3ª) Regulación gubernativa de las importaciones y exportaciones.

4ª) Lograr la autosuficiencia en la producción de materias primas.

Algunos miembros del partido nazi conocían los pormenores del Plan Cuatrienal en agosto de 1936 cuando recibieron un acopia clasificada como "Memorándum Secreto". Sin embargo, el plan fue anunciado oficialmente al partido por parte de Adolf Wagner en la reunión de septiembre de 1936, en Nuremberg. Wagner leyó una proclamación de Hitler:

 "Hoy presento el nuevo Plan Cuatrienal". Durante los próximos cuatro años, Alemania debe ser totalmente independiente del suministro extranjero de aquellas materias  que se pueden producir en cualquier forma a través de la capacidad alemana, a través de nuestra industria química y de nuestra maquinaria industrial, así como a través de nuestra industria de explotación minera. La reconstrucción de esta gran industria alemana de materia prima servirá para dar empleo a las masas. La implementación del plan llevará a cabo con el vigor y la energía nacionalsocialista. Pero además, Alemania no puede renunciar a la solución de sus demandas coloniales. El derecho de los alemanes a vivir es sin duda tan grande como el de otras naciones. El éxito de este plan es sólo una cuestión de nuestra energía y determinación. Los nacionalsocialistas nunca han reconocido la palabra "Imposible".

El plan causó problemas en varios frentes.   

En primer lugar, existieron integrantes de la jerarquía nazi firmemente convencidos que Göring no era el hombre adecuado para liderar esa enorme tarea. Las disputas entre altos cargos nazis no eran inusuales, incluso eran aleccionadas pero en este caso Hitler expresó su plena confianza en uno de sus seguidores más antiguo y no estuvo dispuesto a cambiar su parecer pues cualquier movimiento de revocación podría ser visto como signo de debilidad. Por lo tanto, Göring seguía a cargo del plan.


El feldmarshal Hermann Göring, como administrador jefe de Plan Cuatrienal, observa una maqueta de plástico de un complejo industrial. Alemania, 21 de marzo de 1939.

Un segundo problema se produjo cuando el Plan Cuatrienal años no fue totalmente apoyado por los líderes empresariales germanos. Si bien es cierto que estaban de acuerdo con el rearme, no lo estaban en que fuese a expensas de la calidad de vida de la población alemana. Los empresarios querían que los bienes de consumo llegasen al pueblo germano antes de gastar el presupuesto financiero en armamento. Hitler también simpatizaba con esta idea pero deseaba que se produjera al mismo tiempo que el rearme. Ante esta situación muchos teóricos postularon que era imposible conseguir los dos objetivos mezclados.

Sin embargo, independientemente de las obvias cuestiones relacionadas con el Plan Cuatrienal, Hitler consiguió su propósito. Los empresarios se vieron incapaces de transmitir sus argumentos a Göring que simplemente repetía las directrices mostradas por Hitler en 1936-1937. Por esta razón entró en conflicto con Hjalmar Schacht, el hasta entonces Ministro de Economía y Plenipotenciario General y que al final dimitió de su cargo a petición de Göring. En enero de 1939, Schacht también fue cesado de su posición como presidente del Reichsbank.


El Plan Cuatrienal no acabo el año 1940 sino que se extendió durante la Segunda Guerra Mundial. Para lograr resultados satisfactorios Göring no dudo en utilizar mano de obra forzada proveniente de territorios ocupados. Circunstancia que más tarde trató de justificar en los juicios de Nuremberg cuando dijo que creía que Alemania estaba luchando por su existencia y por lo tanto las medidas que podrían ayudar a Alemania a sobrevivir, por su propia naturaleza, eran aceptables.