lunes, 3 de diciembre de 2012

Bonos de guerra

Bonos de guerra.

Para poder sufragar los gastos propios de la guerra, todas la principales nacionalidades implicadas en la Segunda Guerra Mundial emitieron los denominados bonos de guerra.

La utilización de la herramienta financiera del bono de guerra por parte del estado beligerante se remonta a tiempos anteriores a la SGM, sobretodo los bonos fueron puestos en circulación durante la Primera Guerra Mundial, tanto por las potencias centrales como por los aliados.

Básicamente los bonos de guerra consisten en la emisión de un producto financiero por parte del Estado en forma de deuda que contrae el propio estado a favor del comprador de dicho bono, en este caso un particular. Esa deuda tiene unos intereses que el Estado abona al comprador del bono de forma semestral o anual, así como la deuda total al final del plazo establecido.

Los bonos pueden estar garantizados o no, todo depende de la solvencia del Estado emisor, sea cual fuese la garantía estipulada, aquellos bonos emitidos por los países que a la postre perdieron la guerra llevaron la consecuente pérdida del capital invertido por el particular.

Sobretodo en los Estados Unidos y Gran Bretaña se dieron numerosas campañas de captación de capital por medio de los bonos de guerra, campañas protagonizadas por famosos personajes del mundo del espectáculo o por héroes de guerra, todo con la finalidad de conseguir el máximo capital posible necesario para el esfuerzo bélico.

Estados Unidos de América




Alemania



URSS


Rumania


Japon



China