martes, 11 de diciembre de 2012

Befehls Staffel en el Afrika Korps


Befehls Staffel en el Afrika Korps


Befehls Staffel de Rommel con su vehiculo "Mammoth"

Una de las grandes diferencias y a la vez ventaja de la doctrina militar alemana sobre la de los aliados fue la adopción y utilización del  sistema de mando conocido como Auftragstaktik que podría traducirse como misión táctica cuando mas correctamente podría denominarse misión de mando. El Auftragstaktik era un principio doctrinal por el cual el mando en combate recaía principalmente en los comandantes de las unidades directamente involucradas en la batalla, de esta forma el oficial al mando de un ejército, un cuerpo de ejércitos, una división… solo emitía un objetivo, una misión  a realizar; la forma como se lograba tal objetivo era responsabilidad y a la vez habilidad del comandante de la unidad implicada en la lucha. Este sistema ofrecía ventajas e inconvenientes, la ventaja primordial era que el responsable directo del objetivo a cumplir era el oficial que mejor conocía la situación previa al combate, ya sea por conocimiento del terreno como el estado de sus propias tropas; el inconveniente  estribaba en que esta forma de operar requería un gran trabajo por parte de los estados mayores y su misión de coordinar el mando, el control de las unidades, sus comunicaciones y sus informes de inteligencia.

Rommel, en su visión particular del sistema de mando introdujo una modificación al principio de sistema de mando basado en el Auftragstaktik, los propios oficiales superiores deberían estar al frente de las tropas en la primera línea de combate controlando el mayor numero de factores y de esta manera reaccionar ante cualquier cambio que se pudiese producir. Durante la guerra en el desierto, sobretodo hasta El Alamein cuando si bien el DAK se encontraba a veces en inferioridad numérica aun no era lo suficientemente acusada, muchos de los éxitos de las tropas germanas se debieron a esta flexibilidad de mando y  a la habilidad personal de sus oficiales superiores. Capacidad personificada en al figura de Erwin Rommel pero también perfectamente visible en sus inmediatos oficiales subordinados.

La introducción de la figura del comandante superior en primera línea de combate controlando las unidades supuso una modificación del la composición del Estado Mayor. Los estados mayores de un ejército convencional suelen estar en la retaguardia coordinado los sistemas de mando , control comunicaciones e inteligencia y transmitiendo las informaciones precisas a las unidades de combate en el frente. Con Rommel y sus innovaciones, se rompe esta disposición, parte del Estado Mayor, el concerniente a los sistemas de mando y control de las unidades pasa  a ocupar una posición avanzada. Lógicamente si el Estado Mayor se halla en retaguardia es mucho más fácil de defender pero si se halla en la línea de batalla surge un problema añadido.  Este inconveniente se resolvió, o más bien se intentó resolver con la creación de los Befehls Staffel, una pequeña agrupación de mando o destacamento de mando altamente móvil y acompañada de pequeñas unidades bien armadas cuyo finalidad era proteger la agrupación de los posibles ataques enemigos, incluso ataque aéreos, que podrían darse al estar situado dicho destacamento cerca del frente.

Composición de un Befehl Staffel


SdKfz 222
SdKfz 10
SdKfz 10/4
PaK 38
Oficiales
Subof.
Tropa
Fusiles
MPs
LMGs
Grupo de mando





1
1
3
3
1

Sección panzer reconocimiento
3



1
2
8
2


Sección panzer antitanque

5

3
1
5
32
19
4
3
Sección AA



4

1
6
40
27

1
Tren de combate






 2
 6


Total

3
5
4
3
4
16
88
57
5
4

Los éxitos producidos con la introducción del pequeño destacamento de mando o Befehl Staffel tuvo paralelas consecuencias negativas. La protección de las secciones tanto anticarro como antiaéreas nunca llegó a ser lo suficientemente determinante como si estos grupos de oficiales estuviesen a retaguardia y las bajas de oficiales tanto superiores como de unidades intermedias en el Afrika Korps fueron elevadas tanto en número como en proporción. Sobre todo  a nivel de oficiales caídos en combate, así por ejemplo, la 21ª Division Panzer entre el 18 de noviembre de 1941 y el 20 de febrero de 1942, es decir, en la Operación Crusader que cabo con derrota del DAK, tuvo 47 oficiales fallecidos, 61 heridos y 40 desaparecidos, vale la pena reseñar que estos números representan un 10% en el caso de los oficiales muertos respecto al total de fallecidos pero solo un 4% en el caso de los oficiales heridos respecto al total de heridos y un 2% en el caso del total de desaparecidos; situación parecida en el periodo del 21 de mayo al 20 de septiembre, periodo que coincide con la victoria de Gazala donde las cifras son de 57 oficiales muertos que representan un 7,5% del total de fallecidos, 214 oficiales heridos, un 7,4 % aunque 59 de esos oficiales fueron heridos leves, y 17 oficiales desaparecidos lo que representa un 2,4% del total. El resto de unidades tuvieron cifras semejantes.

Mas concretamente y poniendo nombres, las bajas entre altos oficiales es abrumadora comparando con otras unidades tanto del ejército alemán como con los ejércitos aliados. Así desde la creación del Afrika Korps a principios de 1941 hasta finales de 1942, cayeron en acción, bien sea fallecidos, heridos o capturados, los generales Ludwig Cruwell, Walther Nehring y von Thoma, pero las bajas no fueron mejores en al 21ª Division Panzer donde “desaparecieron” Georg von Bismark y Heinz von Randow y en al 15ª Division Panzer cayeron Heinrich von Prittwitz und Gaffron, Hans-Karl von Esebeck, Walter Neumann-Silkow y Gustav von Vaerst.

Resumiendo, la creación e instauración del Befehls Staffel como instrumento táctico fue un avance que logro dar excelentes resultados de combate gracias a la flexibilidad y rapidez de actuación por parte de los oficiales al mando de las unidades alemanas pero como consecuencia del propio sistema, el numero de bajas entre los oficiales fue elevado.