lunes, 30 de abril de 2012

Dieppe: resultados y lecciones



Soldados canadienses en Dieppe
Dieppe: resultados y lecciones

La incursión de Dieppe del 19 de agosto de 1942 fue considerada un desastre. A pesar de ello, diversas conclusiones de los resultados obtenidos fueron utilizadas posteriormente con optimas consecuencias. Son las denominadas Lecciones de Dieppe.

La invasión de Dieppe ha sido observada y estudiada con detalle. Planeada como un reconocimiento en fuerza, es decir, una operación con vistas a reunir toda la información posible sobre la forma de actuar del enemigo acabó pagando un precio demasiado elevado sobre todo en Canadá, pues fue mayoritariamente esta nación norteamericana quien tuvo más bajas.

Respecto  al los resultados de la operación, ningún objetivo fue alcanzado y de los 6.000 hombres que participaron solo volvieron a Inglaterra 2.078. Canadá perdió 3.367 hombres entre fallecidos, heridos y prisioneros, un número de bajas mayor que el sufrido en toda la campaña italiana. Los comandos tuvieron 270 muertos, heridos y desaparecidos, así como las 550 bajas de la Royal Navy.  En contraposición, las fuerzas armadas alemanas solo tuvieron 600 bajas, repartidas entre 333 bajas del Heer, 113 de la Marina y 162 de la Luftwaffe, incluyendo  personal de tierra.

Existen divergencias entre los números de aviones derribados en la batalla área que tuvo lugar en los cielos de Dieppe y alrededores, así la RAF considera que se derribaron 91 aviones seguros y 44 probables mientras que los archivos alemanes asumen la pérdida de 48 aparatos y 24 dañados, mientras que la RAF admite la pérdida de 106 aviones por fuego enemigo directo y 14 más por daños irreparables, el numero de pilotos muertos ascendió a 67. Aun siendo menores las bajas de la aviación germana, sus consecuencias fueron más negativas al no poder reemplazar de una forma rápida y eficaz las perdidas tanto materiales como de los expertos pilotos
El ataque frontal sobre una posición bien fortificada y defendida, aun con pequeños golpes de efecto en los flancos, fue para las tropas participantes una misión imposible de cubrir con resultados ya no tan solo satisfactorios ni tan siquiera negativamente aceptables, sino que fueron resultados simplemente desastrosos. El sacrificio fue altísimo, pero sirvió al menos para que casi dos años más tarde, en las playas de Normandía, la invasión de la Fortaleza Europa se convirtiese en éxito gracias a las lecciones que pudieron extraerse y que son:
  •  No era posible atacar en un futuro, un puerto o ciudad bien defendido, ya que el precio a pagar sería demasiado alto, por consiguiente, en el desembarco de Normandía se diseñaron dos puertos artificiales; los puertos Mulberry.
  •  La cooperación entre las tres armas debería ser mucho más intensa para lograr los objetivos, el denominado C3I (Mando, control, comunicaciones e inteligencia).
  • Bombardeos aéreos y navales mucho más intensos y precisos momentos antes de iniciar el desembarco.
  • Los carros de combate deberían llegar a la playa al mismo tiempo que la infantería para proporcionar fuego de apoyo, introducción de los carros DD.
  • Serian necesarias fuerzas aerotransportadas a los flancos de ataque principal para desbaratar y desorientar las acciones del enemigo.
  • Superioridad y apoyo táctico aéreo por medio de controladores en tierra.
  • Una flota de lanchas de desembarco más variada y numerosa.
Referente a los alemanes, el estudio posterior de los resultados fue negativo pues ofreció una imagen distorsionada de la realidad que posteriormente vendría. Las autoridades alemanas siguieron estando convencidas que era imposible que los aliados obtuviesen éxitos frente a posiciones fortificadas, fijas y poderosas, por lo que tras el ataque siguieron potenciando la construcción de la muralla dl Atlántico a costa de la movilidad y flexibilidad de tropas.

Todas estas conclusiones se pusieron más o menos en práctica casi dos años después del fracaso de Dieppe de forma más o menos satisfactoria en las playas vecinas de Normandía.