martes, 26 de abril de 2016

Spitfires en la USAAF, 1ª parte

Spitfires en la USAAF. 


Supermarine Spitfire Mk. IXC del 307º Escuadrón de Caza, Italia, 1944.

Cuando la 8ª Fuerza Aérea llegó  a Inglaterra en 1942, se decidió que dentro de las unidades de combate fueran asignados  inicialmente los cazas Lockheed P-38 Lightning como caza de escolta a gran altitud y largo alcance, mientras que el caza monoplaza Bell P-39 Airacobra proporcionaría escolta para los bombarderos medios que aun estaban por llegar. 

La primera unidad de P-39 en arribar a Inglaterra fue el 31º Grupo de Caza, que había sido la primera formación en ser equipada con el Airacobra el año anterior, si bien los pilotos llegaron antes que sus aparatos. Ante esta circunstancia y en el ínterin fueron equipados con cazas Spitfire Mk. V. Cuando llegó el 52º Grupo de Caza equipado de manera similar, la RAF ya había podido convencer a los mandos americanos de las carencias del P-39 para el combate aéreo en Europa occidental. Como resultado, ambos grupos fueron equipados con cazas Spitfire Mk. V.

Durante el verano de 1942, los escuadrones de cazas Nº 307º y Nº 308º del 31º Grupo de Caza fueron trasladados a las bases aéreas de Biggin Hill y Kenley respectivamente para agregarse de forma temporal en las Alas del Caza de la RAF y así recibir las primeras lecciones de combate real. Cuando el 309º Escuadrón de Caza llegó a Westhampnett el 5 de agosto, las tres unidades norteamericanas estaban plenamente operativas.

Los Spitfires pilotados por americanos tuvieron su bautismo de fuego el 19 de agosto de 1942, cuando proporcionaron apoyo aéreo durante la incursión de Dieppe. El resultado global fue la pérdida de ocho Spitfires mas siete dañados, con un piloto muerto y otro hecho prisionero, eso sí con la reclamación de dos Fw-190 destruidos, mas tres probables y dos dañados. Tras este día se consideró al 31º Grupo como unidad experimentada, trasladándose la unidad entera a la base de Westhampnett, mientras que el 2º y 4º escuadrones de cazas del 52º Grupo de Caza se trasladaron a las bases de Biggin Hill y Kenley.

Antes de que cualquier otra variación se produjera, ambos grupos fueron integrados en septiembre dentro de la 12ª Fuerza Aérea que participaría en la invasión del norte de África.


Pilotos americanos en Gibraltar posando en un Spitfire Mk. Vb antes de la Operación Torch. De izquierda a derecha,  Coronel Harold B. Willis, comandante  Marvin L. McNickle y capitán Arnold Vinson.

Durante el primer día de la Operación Torch, el comandante  Harrison Thyng, oficial al mando del 308º Escuadrón de Caza, derribó dos aviones del gobierno de Vichy modelo D520, abriendo de esta forma el registro de victorias de la unidad en el Teatro del Mediterráneo. En diciembre y enero, el 52º Grupo participó en los combates aéreos en defensa del puerto de Bone. El 13 de enero de 1943, el teniente Norman Bolle abatió al piloto germano Wilhem Crinius, un experten con 114 victorias en su haber, pertenenciente al II/JG-2.

El 4 de febrero, la suerte de la unidad se revirtió cuando 12 Spitfires del 4º Escuadrón de Caza en misión de escolta de un grupo de P-39 de ataque táctico fueron atacados por los experten pilotos germanos Kurt Buhligen y Erich Rudorffer de II/JG2, que lograron derribar 3 Spitfires sin sufrir perdida alguna. Durante todo este período los norteamericanos se vieron con frecuencia superados por los pilotos experten del JG2 y del JG77, unidades expresamente enviadas a Túnez con la misión de contrarrestar la invasión del norte de África. 

El 21 de marzo, los americanos adoptaron las agresivas tácticas utilizadas por la Western Desert Air Force de la RAF y así, 36 Spitfires del 31º Grupo de Caza atacaron 17 Ju-87D-3 del III/St.G.3, escoltados por cazas Bf 109 y Fw 190 pertenecientes al JG77 y JG2. Mientras los cazas del 307º Escuadrón se enfrentaban a los cazas enemigos, el 309º derribaba 4 Stukas y reivindica otros 4 más como probables, por solo un avión propio derribado. Al día siguiente el 52º Grupo afirmó destruir 5 Bf-109 y 2 Fw-190 más 2 Ju-88s por un solo Spitfire destruido al aterrizar forzosamente debido al daño recibido por fuego antiaéreo.

Durante el mes de abril de 1943, los capitanes Norman MacDonald y Arthur Vinson del 52º Grupo de Caza se convirtieron en los primeros ases del USAAF pilotando Spitfire, aunque Vinson fue abatido inmediatamente después del derribo de su víctima número 7. 


Fotografía oficial del cuadro de oficiales del 309º Escuadrón de caza. La Senia, Orán, Argelia francesa, diciembre de 1942.

En el momento de la rendición de las tropas del Eje en África, el 13 de mayo, el 52º Grupo de Caza llevaba registradas 86 victorias y había añadido un tercer as, el teniente Sylvan Field, mientras que el 31º Grupo se atribuía 61 derribos y dos ases, el teniente coronel Thyng y el mayor Frank Hill.  Este último se convertiría en el mayor as norteamericano de la guerra a manos de un Spitfire con 7 victorias.


En agosto de 1943, el 308º Escuadrón del 31 Grupo de Caza, la subunidad con mayor éxito del grupo, se convirtió en la primera unidad USAAF en operar con el Spitfire Mk. VIII; el grupo ya disponía desde el abril anterior de algunos Mk. IX en un número limitado en cada escuadrón, con la finalidad de proporcionar cobertura de vuelo a alta altitud para los Spitfires Mk. Vb.

Continúa en Spitfires en la USAAF, 2ª parte