jueves, 28 de abril de 2016

Spitfires en la USAAF, 2ª parte

Spitfires en la USAAF, 2ª parte




Los nuevos Spitfires entraron en combate por primera vez sobre Palermo, Sicilia, el 8 de agosto de 1943, cuando se enfrentaron a 20 Bf-109, de los cuales 3 fueron derribados. El 11 de agosto, el 308º alegó dos Fw-190 derribados y un Macchi C.205. Se produjeron más combates sobre la Italia continental a finales de septiembre, durante la invasión de Salerno, para luego entrar en un periodo de relativa calma.  

En diciembre de 1943, los cazas norteamericanos realizaron misiones de escolta de bombarderos desde las bases de sur de Italia. En enero de 1944, el teniente Leland P. Molland, recién llegado, consiguió en el mismo día dos de sus cinco derribos pilotando un Spitfire Mk. VIII, al entrar en combate contra un grupo de Fw-190 que trataban de interceptar bombarderos B-25 estadounidenses escoltados por Spitfires.


Los pilotos del Escuadrón de Caza 307.º, del 31º Grupo, Teniente  E.D. Schofield y teneinte R.F. Sargent frente a uno de los primeros Spitfires Mk. Vc de la unidad. Westhampnett, 1942.

La invasión de Anzio, el 22 de enero de 1944 obligó una vez más a la Luftwaffe a operar en tareas defensivas enfrentándose de nuevo a las fuerzas aéreas aliadas. El 31º Grupo de Caza se anotó 18 derribos de cazabombarderos Fw-190 sobre las cabezas de playa. Por la tarde, los  Spitfires del 2º Escuadrón de Caza, fueron dirigidos hacia a Córcega con el resto del 52º Grupo de Caza, con la misión de interceptar un grupo de 50-60 bombarderos-torpederos He-111 del 26 KG, que desde Marsella se disponían a atacar la flota de invasión de Anzio. Como resultado del combate, se forzó a la mayoría de los bombarderos alemanes soltar sus torpedos, mientras se derribaban siete Heinkels y dañaban tres Ju-88. Al día siguiente, el 4º Escuadrón  interceptó seis Dornier D0-217 equipados con bombas Fritz-X  derribando dos y dispersando al resto.  
 
Durante resto del mes de enero, ambas unidades participaron en numerosos combates sobre la cabeza de playa y también tierra adentro, como por ejemplo sobre la ciudad de Roma. El 6 de febrero, el mayor Virgil Fields, comandante del 308º Escuadrón, fue derribado y muerto en acción. El teniente Molland, se convirtió en as con su quinta victoria, el mismo dia del derribo de Fields, obtuvo el mando de la escuadrilla.

El 21 de marzo, el 308º Escuadrón alcanzo su registro total de 62 victorias, con el teniente Richard F. Hurd, convirtiéndose en el segundo as de mayor puntuación de los Spitfire norteamericanos con 6 victorias. 

El 11 de marzo de 1944, el 31º Grupo de Caza recibió su primer Mustang P-51B. El 24 de marzo, la unidad fue retirada de las operaciones activas para la reconversión y entrenamiento de los nuevos aviones Mustang, a pesar de los sentimientos enfrentados de muchos de los pilotos a quienes se les pidió pilotar un avión inferior a sus Spitfire Mk. VIII y Mk. IX según su opinión. El 26 de marzo de 1944, el 31º Grupo realizó su última misión con cazas Spitfire, cuando cuatro Spitfires Mk. VIII del 308º Escuadrón se enfrentaron a 20 cazabombarderos Fw-190-G y reclamar un derribo y tres probables victorias para el Grupo de caza equipado con Spitfires.
Al mes siguiente, el 52º Grupo de Caza siguió al 31º en reemplazar sus  cazas británicos por P-51 e integrarse dentro de la nueva 15ª Fuerza Aérea, si bien reseñar que antes los Spitfires IX del 5º Escuadrón derribaron 3 Bf-109G de una formación de 6 aviones durante una misión de escolta de bombarderos sobre Orvieto, siendo estas las últimas victorias a los mandos de cazas Spitfires.


Izquierda.- emblema del 52º Grupo de Caza


Derecha.- Emblema del 31ª Grupo de Caza






Los Spitfires del tío Sam escribieron un capítulo poco conocido en la historia de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos. Aunque la USAAF utilizó más de 600 Spitfires durante la guerra, nunca tuvieron una designación de los EEUU y se dio muy poca publicidad a las hazañas de los integrantes de los Grupos de Combate Nº31 y Nº52, a diferencia de la notoriedad que adquirieron en el verano de 1944 durante los duros combates aéreos sobre Ploesti cuando operaban con P-51 Mustangs Este es probablemente un buen ejemplo de la aversión general del Ejército de los Estados Unidos al tener que admitir un equipo "NIH" (not invented here).


Durante el periodo de tiempo que operaron con Spitfires, el 31º Grupo de Caza afirmó 194,5 derribos confirmados, 39 probables y 124 aviones enemigos dañados; el 52º alegó 152,33 victorias confirmadas, 22 probables y 71 aviones dañados. Trece pilotos se convirtieron en ases norteamericanos con el Spitfire. Leland Molland elevó en el verano de 1944 su registro particular con otras 6 victorias más, operando con el P-51 y de esta manera llevar su cuenta de hasta las 11 victorias. Thyng Harrison agregó 5 victorias más a sus 5,5 derribos en Corea, mientras que Royal N. Baker, quién se anotó 3,5 victorias pilotando Spitfires agregó otros 13 derribos en Corea.