martes, 2 de junio de 2015

1ª Batalla de Montecassino; situacion previa y planificación

1ª Batalla de Montecassino; situación previa y planificación.

Vista del valle del Liri desde Montecassino. 

Durante aproximadamente 4 meses, desde mediados de enero a mediados de mayo de 1944, se produjo en Italia la Batalla de Montecassino. Esta campaña podría perfectamente ser el ejemplo más ilustrativo de una campaña defensiva. El resultado pone en evidencia este hecho; con dos o tres divisiones, incluso a veces con los efectivos de tan solo una división,  las fuerzas alemanas pudieron resistir con pequeñas perdidas de terreno, los ataques violentos y masivos de las fuerzas aliadas, infinitamente superiores en hombres, artillería y poder aéreo. La razón de este desenlace estriba principalmente en el aprovechamiento máximo de las condiciones geográficas del campo de batalla unido a la disciplina y experiencia de las tropas germanas.

La campaña de Montecassino comenzó el 17 de enero de 1944 finalizando el 18 de mayo y, se podría dividir dicha campaña en cuatro batallas más o menos diferenciadas. La 1ª batalla fue más que nada una primera toma de contacto con las defensas alemanas. Los alemanes se encontraban detrás de una linea defensiva, denominada Gustav, que transcurría desde la desembocadura del río Garigliano en el mar Tirreno hasta el Adriático y tenía un punto estratégico en la localidad de Cassino, situada a las faldas de Montecassino y de su abadía benedictina en la cima. Desde la cumbre se dominaba el valle del Liri, la única  entrada natural hacia Roma. El bando que ocupase la cima de Montecassino disfrutaría de la llave de posteriores avances.


Situación de la Línea Gustav

Desde la invasión de Italia en septiembre de 1943, poco a poco pero de forma plena, los aliados fueron dándose cuenta que el avance en la península itálica iba a ser penoso. Cada río, cada pueblo, cada cadena montañosa iba a convertirse en una linea defensiva enemiga. A principios de 1944, con el frente delante de la linea Gustav, los comandantes aliados trazaron un nuevo plan para recuperar la iniciativa evitando una campaña de desgaste contra tropas alemanas perfectamente atrincheradas. Esta nueva estrategia se basaba en obligar a los alemanes el abandono de su línea defensiva por miedo a quedar rodeados, es decir atacar por un flanco. Por la estrechez y falta de llanos por donde maniobrar las fuerzas acorazadas aliadas, la única forma de flanquear  las defensas era mediante un desembarco anfibio en la retaguardia.

La operación " Shingle" consistía en desembarcar hasta un Cuerpo de Ejército en Anzio, al sur de Roma. Unos días antes comenzaría el avance en el sur, en los alrededores de Casino.  Los dos ataques casi simultáneos tenían como objetivo fijar las defensas alemanas e impedir que los alemanes pudiesen trasladar unidades de un frente a otro, es decir, de la linea Gustav a Anzio o de Anzio a la linea Gustav, y de esta manera maximizar la superioridad en hombres y material.

La disposición de fuerzas en el sector de la linea Gustav era la siguiente; el 5º Ejército, al mando del general americano Mark Clark, estaba situado desde el Mediterráneo hasta más o menos la mitad de la península donde recogía el relevo el 8º Ejercito Británico. Era en un primer lugar el 5º Ejército quien debería llevar la carga de la ofensiva. En el flanco izquierdo, junto al mar se encontraba el X Cuerpo británico con tres divisiones de infantería, la 5ª, 56ª y 46ª situadas de sur a norte y entre el mar y la confluencia de los ríos Rapido y Liri. Reseñar que a partir de ese punto, el rio formado por dicha unión recibe el nombre de Garigliano. A la derecha del Cuerpo británico enfrente del Rapido se hallaba el II Cuerpo norteamericano, en ese momento con dos divisiones disponibles,  la 36ª Division y la 34ª Division. Más al norte plenamente dentro de terreno montañoso estaba situado el Cuerpo Expedicionario Francés (CEF) con la 3ª Division argelina y la 2ª Division Marroquí, bajo el mando del general Juin.

Por parte alemana, la inferioridad era manifiesta. Tan solo cuatro divisiones estaban situadas enfrente de las siete formaciones aliadas. En el flanco derecho, junto el mar se hallaba la 94ª Division de infantería. Más al norte, en el valle del Liri enfrentándose a parte del X Cuerpo británico y a la 36ª Division americana estaba la 15ª Division Panzergrenadier y ya sobre Cassino y en la parte derecha de la linea frente a los franceses la 44ª Division de infantería y la 5ª Division Gebirgsjäger bajo el mando del afamado general Julius Ringel. Reseñar que dos formaciones estaban en reserva a mitad camino entre Anzio y la zona de Cassino, la 90ª Division Panzergrenadier y la 29ª Division Panzergrenadier.

El plan aliado era atacar en todo el frente sur sin descanso para así impedir que pudiese ser reforzada el área de Anzio cuando comenzase el desembarco. El Cuerpo Expedicionario Francés atacaría en primer lugar, al norte de Cassino en el Rapido superior, en dirección Belmonte Castelo y Atina para luego girar a la izquierda buscando el valle del Liri, muy por detrás de Montecassino, en un movimiento de cerco. Este ataque estaba previsto que iniciase el día 12. En el sur el X Cuerpo británico con sus tres divisiones atacaría a través del Garigliano hacia los montes Aurunci y entonces se produciría el ataque principal en el centro de la linea, justo enfrente de la ciudad de Cassino por medio del II Cuerpo norteamericano mediante un asalto frontal a traves del Rapido. La clave estaba en si los dos ataques de flanco desestabilizarían la linea para de esta manera poder tener éxito el ataque central. Mientras ocurriría el ataque, se produciría el desembarco en Anzio. El éxito dependería si los alemanes o bien se retirarían al verse amenazados por el desembarco de Anzio o bien la linea defensiva se  hundiera por la propia presión del asalto o bien aguantarían en sus posiciones intentando contrarrestar tanto el ataque sobre la linea Gustav como la cabeza de playa en Anzio.


 Esquema del plan de ataque del 5º Ejercito


Kesselring al mando de las tropas alemanas presentes en Italia tenía algún que otro punto a favor. Los dos ejércitos aliados estaban separados por los Apeninos por lo que la transferencia de unidades entre ambos era complicada al tener que utilizar difíciles carreteras de montaña, en cambio, los alemanes tenían situado tan solo al 10º Ejercito bajo el Generaloberst Heinrich von Vietinghoff a lo largo de la linea Gustav y con relativo fácil acceso a la red de carreteras de la región de Roma para trasladar unidades desde el Adriático al Mediterráneo. Adicionalmente, un poco más la norte se hallaba el segundo ejercito alemán presente en Italia,  el 14º Ejército en reserva con unidades prestas a ser trasladadas donde sean necesarias. Sin embargo la ventaja más importante de los alemanes era como se ha comentado anteriormente, las propias características geográficas del terreno donde se debían de desarrollar los combates. Una zona abrupta fácilmente defendible donde además se habían creado puestos fortificados a conciencia.

Continúa en 1ª Batalla de Montecassino; Operaciones en el norte y en el sur