domingo, 30 de noviembre de 2014

Directiva Nº 21

Directiva Nº 21

La Directiva Nº 21 fue la orden dada por Hitler en diciembre de 1940 donde se indicaba a grandes rasgos los objetivos, operaciones y demás disposiciones relativas a la invasión de la Unión Soviética; la denominada Operación Barbarroja.



Copia del original de la Directiva Nº21




Directiva Nº 21

SECRETO

El Führer y Comandante en Jefe de la Wehrmacht                                    18 de Diciembre de 1940
OKW/WFSt./Abt.L(I) Nr. 33 408/40 gK Oh.

El Cuartel General del Führer

Máxima prioridad                                                                                                 9 copias, 4ª copia                                (Solo conducto oficial)

Directiva Nº. 21

Operación Barbarroja

La Wehrmacht alemana debe estar preparada para aplastar a la Rusia Soviética en una campaña rápida (Operación Barbarroja) incluso antes de la conclusión de la guerra con Inglaterra.

Para este propósito, el Heer empleará todas las unidades disponibles, con la salvedad de que los territorios ocupados deben ser asegurados contra posibles contingencias.

La Luftwaffe deberá preparar, para prestar apoyo al ejército en la campaña oriental, una fuerza lo suficientemente poderosa como para que éste pueda llevar a término las operaciones terrestres y se puedan minimizar los daños de ataques aéreos enemigos en los territorios de Alemania Oriental. Esta concentración del esfuerzo principal en el este está restringida por el requisito de que todos los frentes de combate y áreas de concentración de armamentos dominadas por nosotros deben permanecer adecuadamente protegidas contra ataques enemigos, además de que las operaciones ofensivas contra Inglaterra, particularmente contra sus líneas de abastecimiento, no deben cesar.

El esfuerzo principal de la Kriegsmarine estará inequívocamente dirigido a Inglaterra, incluso durante el desarrollo de la campaña oriental.

Ordenaré la concentración de tropas para el ataque contra la Rusia Soviética posiblemente 8 semanas antes de la fecha indicada para el comienzo de las operaciones.

Aquellos preparativos que requieran más tiempo para llevarse a cabo deberán comenzar inmediatamente –si no se han iniciado ya- y deberán estar finalizados para el 15 de mayo de 1941.

Es de vital importancia, no obstante, que nuestra intención de atacar no sea perceptible.

Los preparativos del Alto Mando deberán tener en cuenta las siguientes consideraciones:

I. Objetivos Generales

El grueso del ejército soviético en Rusia occidental debe ser destruido mediante operaciones audaces, y penetraciones profundas de cuñas blindadas, debiéndose evitar la retirada de unidades con capacidad combativa a la inmensidad del territorio ruso.

Se deberá alcanzar lo antes posible una línea de frente desde la que la Fuerza Aérea Rusa no pueda llevar a cabo ataques sobre territorio del Reich alemán. El objetivo final de la operación consistirá en establecer una línea defensiva contra la Rusia asiática a lo largo del eje Volga-Archangel. Así, en caso de necesidad, la última zona industrial que le quede a Rusia en los Urales podrá ser eliminada por la Luftwaffe.

En el curso de estas operaciones, la Flota Rusa del Báltico deberá ser privada de sus bases, por lo que perderá su capacidad de combate.

Se debe evitar la intervención efectiva de la Fuerza Aérea Rusa llevando a cabo ataques aéreos a gran escala desde el primer momento del comienzo de las operaciones.

II. Aliados Probables y sus cometidos

1. En las alas de nuestro dispositivo operativo, se espera la participación de Rumania y Finlandia en la guerra contra la Rusia Soviética.

A su debido tiempo, el Alto Mando organizará y determinará, para cuando llegue el momento de la intervención, en qué forma se alinearán las fuerzas armadas de estos dos países bajo control del mando alemán.

2. Será tarea de Rumania apoyar con fuerzas escogidas el ataque del ala sur alemán, al menos en su comienzo; fijar al enemigo allí donde no intervengan fuerzas alemanas; y prestar servicios auxiliares en las áreas de retaguardia.

3. Finlandia cubrirá la concentración del Grupo Norte alemán (partes del XXI Grupo) procedente de Noruega y operará junto a él. Además, a Finlandia se le asignará la tarea de eliminar a Hanko.

4. Es de esperar que el sistema ferroviario sueco y su red de carreteras estén disponibles para la concentración del Grupo Norte Alemán, desde el principio al final de las operaciones.

III. Desarrollo de las Operaciones

A.) Heer (en aprobación de las intenciones que me ha presentado):

El área de operaciones estará formada por una parte norte y una parte sur divididas por las Marismas de Pripet. El mayor esfuerzo se hará en la parte norte, donde se desplegarán dos Grupos de Ejércitos.
De estos dos Grupos de Ejércitos, el desplegado más al sur –en el centro de todo el dispositivo- tendrá la misión de romper el frente en la zona de Varsovia y al norte de ésta con formaciones blindadas y motorizadas excepcionalmente potentes, y de destruir a las fuerzas enemigas en la Rusia Blanca. Esta circunstancia generará una situación que permitirá a poderosos contingentes de tropas móviles revolverse hacia el norte; donde cooperarán con el Grupo de Ejércitos allí situado –avanzando desde Prusia Oriental en dirección a Leningrado- en la destrucción de las fuerzas enemigas situadas en los estados bálticos. Solo después de la finalización de estas operaciones ofensivas, que deben culminar con la captura de Leningrado y Kronstadt, se podrán iniciar ofensivas ulteriores con el objetivo de ocupar el importante centro de comunicaciones y producción de armamento, que es Moscú.

Solamente un colapso no esperado de la capacidad de resistencia rusa podría justificar un intento de llevar a cabo ambos objetivos simultáneamente.

El objetivo principal del Grupo XXI, incluso durante el desarrollo de las operaciones en el este, consistirá en la protección de Noruega. Las fuerzas disponibles no empeñadas en esta misión (Cuerpos de Montaña) serán utilizadas para la protección del área de Petsamo2, de sus minas y de la carretera del Ártico, avanzando después en conjunción con las fuerzas finlandesas, contra la línea ferroviaria de Murmansk y cortando las rutas de suministro terrestre del área de Murmansk.

Aunque una operación de esta naturaleza puede ser llevada a cabo por una poderosa fuerza alemana (dos o tres divisiones) procedente del área de Rovaniemi3 y del sur de ésta, depende de la buena disposición sueca de facilitar su sistema ferroviario para llevarla a cabo.

El grueso del ejército finlandés tendrá la misión, en consonancia con el avance hecho por el ala norte de los ejércitos alemanes, de inmovilizar el máximo de fuerzas rusas mediante un ataque hacia el oeste, o por ambos lados, del lago Ladoga. Los finlandeses capturarán también Hanko.

El Grupo de Ejércitos situado al sur de las Marismas de Pripet desarrollará su esfuerzo principal desde la zona de Lublin con su eje de progresión en dirección a Kiev, con el objetivo de penetrar profundamente por el flanco extremo y la retaguardia de las fuerzas rusas con poderosas formaciones blindadas, para envolver después al enemigo a lo largo del Dnieper. El Grupo rumano-germano situado en el flanco derecho tendrá la misión de proteger el territorio rumano y cubrir así el flanco sur de toda la operación; coordinándose con el ataque del ala norte del Grupo de Ejércitos Sur para envolver a las fuerzas enemigas de su sector del frente; luego, según se vaya desarrollando la operación, se lanzará un segundo ataque y así, en conjunción con la Luftwaffe, se prevendrá una retirada ordenada del enemigo más allá del Dniester.

Una vez que la batalla al norte o al sur de las Marismas de Pripet haya finalizado, debe llevarse a cabo la persecución con los siguientes objetivos:

En el sur la rápida ocupación de la importante área económica de la Cuenca del Donets, en el norte la rápida captura de Moscú. Esta ciudad es un centro político y económico, y es un importante nudo de comunicaciones ferroviarias.

A.) Luftwaffe:

Será tarea de la Luftwaffe, en la medida de lo posible, dañar y destruir la efectividad de la fuerza aérea rusa, y apoyar las operaciones del Heer en los puntos de mayor esfuerzo, tanto

en los sectores del Grupo de Ejércitos del centro como en el área donde el Grupo de Ejércitos del sur hará su esfuerzo principal. Los ferrocarriles rusos serán destruidos, o, en el caso de objetivos de importancia que queden a nuestro alcance (¡puntos de cruce en ríos!) éstos deberán ser capturados mediante el uso audaz de paracaidistas y tropas aerotransportadas.

Con el propósito de que el máximo número de efectivos esté disponible para las operaciones contra la Fuerza Aérea Rusa, o para el apoyo al Heer, las fábricas de armamento no serán atacadas mientras que la operación principal esté desarrollándose. Solo después de la conclusión de las operaciones móviles, se considerarán dichos ataques, y en particular los ataques contra la región industrial de Los Urales.

C.) Kriegsmarine:

Durante la guerra con la Rusia soviética, será misión de la Kriegsmarine proteger la línea de costa alemana y prevenir la salida del Báltico de cualquier fuerza naval hostil. Dado que una vez alcanzado Leningrado la Flota Rusa del Báltico habrá perdido su última base y se encontrará en una posición desesperada, las operaciones navales de entidad con estas unidades deben ser evitadas.
Tras la destrucción de la flota rusa, será responsabilidad de la Kriegsmarine mantener totalmente abierto el Báltico al tráfico marítimo mercante, incluyendo los suministros enviados por mar al ala norte del Ejército (¡Barrido de minas!).

IV.-.Maximo secreto

Todas las órdenes que sean dictadas por los Comandantes en Jefe con origen en esta Directiva deben indicar claramente que son medidas de precaución ante la posibilidad de que Rusia cambie su actitud actual hacia nosotros. El número de oficiales asignados a los preparativos en fechas tempranas debe ser mantenido lo más reducido posible; todo personal adicional debe ser puesto al corriente lo más tarde posible y solamente en lo que ataña a la actividad de cada individuo. En caso contrario, mediante el descubrimiento de nuestros preparativos –la fecha de inicio de las operaciones ni siquiera ha sido fijada todavía- existe el peligro de que surjan serias desventajas políticas y militares.

V.- Disposiciones adicionales.

 Anticipo la realización de conferencias ulteriores con los Comandantes en Jefe para discutir sus intenciones respecto de esta directiva. Informes del progreso hecho en los preparativos de todas las unidades de la Wehrmacht me serán remitidos a través del Alto Mando de las Fuerzas Armadas (OKW).


(Firmado)

A. Hitler