domingo, 16 de noviembre de 2014

La ruta de los U-Boote hasta el mar Negro

La ruta de los U-Boote hasta el mar Negro

Durante la Segunda Guerra Mundial seis submarinos alemanes tipo IIB operaron en el Mar Negro desde la base naval situada en la ciudad rumana de Constanza. Fueron los integrantes de la 30ª Flotilla de submarinos. La peculiaridad más notoria de esta flotilla fue ni más ni menos su transporte desde la costa del mar Báltico hasta las orillas del mar Negro, para ello fueron desmontados, transportados sobre barcazas cuando navegaban por ríos, por medio de camiones de gran tonelaje por las autobahnen y a través del Danubio hasta Constanza donde fueron de nuevo vueltos a montar. Comenzaron a operar en el mar Negro en octubre de 1942, 15 meses después del inicio de la operación Barbarroja.

 No ayudaron a hundir un número importante de  naves o tonelaje, pero ayudaron a suprimir o limitar las operaciones  navales soviéticas por el mar Negro. En la misma Constanza, tres de los submarinos de la 30ª Flotilla fueron puestos fuera de combate por incursiones aéreas soviéticas en 1944. Una vez el Ejército Rojo ocupó Constanza , al no tener ninguna base donde refugiarse los tres submarinos supervivientes  fueron barrenados en la costa norte de Turquía.

Siguiendo órdenes del Gran Almirante Raeder, las naves fueron transferidas por tierra hasta el mar Negro desde el mar del Norte y del mar Báltico. En agosto de 1942,  los submarinos U- 9 bajo el mando del comandante de la flotilla , el teniente  Petersen, U- 18  al mando del teniente Arendt, U-20 con el teniente Grafen, U-23  teniente Arendt  y por último el U- 24 del teniente Lenzmann, previamente basados en Gydnia zarparon hacia Kiel, donde se desmantelaron los motores diesel, los motores eléctricos y las baterías y sus torres eliminadas por sopletes de oxiacetileno. Esta fue la primera etapa de un viaje de 1.500 kilómetros por tierra.



Distintas fases del transporte por canales y autopistas


Bajo el plan concebido por el Sr. Baumgarten, ingeniero y director departamental en las oficinas de construcción naval de la Deutsche Werke AG Kiel, los cascos vacíos de los seis submarinos, cada uno con un peso medio entre 112-138 toneladas, debían inclinarse en un ángulo de noventa grados para que pudieron ser transportados sin problema por debajo de los puentes existentes a lo largo de las autopistas, y posteriormente asegurarse firmemente sobre los camiones más pesados disponibles en ese momento en Alemania, concretamente los camiones Kuhlemeyer. Las máquinas de tracción más potentes adecuadas para tal tarea en Alemania, tractores Kablbe tractores y máquinas Faun, fueron proporcionadas por la Luftwaffe.

Los U-Boote, inclinados y embalados en contenedores sobre  pontones flotantes, fueron arrastrados por remolcadores a través del canal de Káiser Wilhelm  a lo largo del Elba hasta Ubigau cerca de Dresde. A partir de este momento, a una velocidad de cinco millas por hora, el periplo transcurrió a lo largo de 300 kilómetros de autopistas alemanas, con sus 150 puentes, numerosos gradientes, curvas y algunos tramos montañosos, hasta la lejana ciudad de  Ingolstadt.

De nuevo los submarinos fueron otra vez  situados en contenedores y remolcados a través del Danubio no navegable hasta  Regensberg. En Linz, los submarinos se enderezaron, se instalaron los motores y comenzó el proceso d montaje del resto de piezas. Los submarinos ya operativos fueron  ubicados entre dos grandes barcazas fluviales, para disimular la naturaleza del transporte y fueron remolcados hasta Galatz. Desde allí los U-Boote ya por sus propios medios navegaron hasta Constanza. Después de esta operación, única en los anales de la marina alemana, la Flotilla del mar Negro se formó bajo el mando del Teniente Comandante Rosenbaum, quien, como comandante del U 73, hundió con sus torpedos el portaaviones británico  Eagle en el Mediterráneo.





Treinta S-boote, veinte y tres naves de evacuación, cincuenta gabarras, ochenta y cuatro lanchas, treinta remolcadores, dieciocho motoras, cuatro dragas, dos vapores de palas, dos rompehielos y 153 embarcaciones costeras de diversos tipos  utilizaron la ruta mixta terrestre y fluvial a través de autopistas y el Danubio hasta el verano de 1944.