miércoles, 19 de noviembre de 2014

Vicealmirante Gunichi Mikawa

Vicealmirante Gunichi Mikawa 



Gunichi Mikawa fue un vicealmirante de la Armada Imperial Japonesa durante la Segunda Guerra Mundial. Mikawa sobresalió como comandante de la escuadra de cruceros pesados que llevaron a cabo una victoria espectacular sobre la Armada de los Estados Unidos y la Armada de Australia en la denominada Batalla de la isla de Savo en agosto de 1942. En esta batalla, el grupo de cruceros pesados de Mikawa mas un destructor lograron hundir tres cruceros pesados estadounidenses así como el crucero pesado australiano HMAS Canberra, mientras que en la batalla como tal la fuerza de Mikawa no sufrió ninguna pérdida, aunque el crucero pesado Kako fue torpedeado y hundido por el submarino norteamericano S-44 en el trayecto de retorno a la base de Rabaul, en el archipiélago de Bismarck. 

Gunichi Mikawa nació el 29 de agosto de 1889 en la prefectura de Hiroshima. Se graduó de forma brillante en el curso nº 38 de la Academia Naval Imperial Japonesa de 1910 como tercero de una promoción de 149 cadetes, por lo que pudo continuar su servicio de guardiamarina en destinos tan prestigiosos como los cruceros Asama y Soya, el acorazado Satsuma y el crucero de batalla Kongo. En 1913-14 asistió a las clases impartidas en las Escuelas Navales de Artilleria y Torpedos. Durante la Primera Guerra Mundial estuvo destinado al crucero Aso. Posteriormente continuó su formación a bordo del destructor Sugi y del transporte Seito así como más periodo de aprendizaje y formación complementaria en el Colegio de Guerra Naval de Japón.

En 1919, Mikawa fue agregado a la delegación japonesa que participó en las conversaciones de paz con Alemania que acabaron en el Tratado de Versalles. Durante la década de 1920, Mikawa sirvió como oficial navegante en un varios buques, incluyendo el acorazado Haruna y los cruceros Tatsuta, Ikoma y Aso. Posteriormente fue instructor en la Escuela Naval de Torpedo y ocupó varios puestos de alta responsabilidad. Al final de la década, el comandante Mikawa formó parte de la delegación presente en la Conferencia Naval de Londres y poco después llegó a ser agregado naval en París.

 Promovido al rango de capitán de navío a finales de 1930, regresó a Japón para asumir funciones administrativas y de entrenamiento. En su país natal recibió sucesivamente el mando de los cruceros pesados Aoba y Chokai, y del Acorazado Kirishima, a lo largo de la década de 1930. Mikawa ascendió a contralmirante el  1 de diciembre de 1936.  Desde esa fecha hasta el  15 de noviembre de 1937, Mikawa fue Jefe del Estado Mayor de la 2ª Flota de la Armada Imperial Japonesa. A partir de esta ultima fecha Mikawa alternó destinos en el Cuartel General Imperial y  en el Estado Mayor General de la Armada Imperial hasta 1939 cuando volvió a destinos embarcados al frente de escuadras de navíos, en primer lugar cruceros y posteriormente acorazados.  Fue ascendido a vicealmirante el 15 de noviembre de 1940.

En el momento del ataque a Pearl Harbor, Mikawa estaba al mando de la 3ª División de Acorazados. Personalmente dirigió el primer tramo de su división como parte de la flota de pantalla de la fuerza de ataque de Pearl Harbor, mientras que los restantes barcos fueron enviados al sur cubriendo el desembarco de tropas japonesas en Malaya. Mikawa asimismo lideró esta unidad durante la incursión aeronaval del Océano Indico y la batalla de Midway.

Desde el 14 de julio de 1942 hasta el 1 de abril de 1943, Mikawa estuvo al mando de la formada 8ª Flota de la Armada Imperial Japonesa en el océano Pacífico Sur, establecida principalmente en las bases de Rabaul en la isla de Nueva Bretaña y Kavieng en Nueva Irlanda. Durante ese tiempo, dirigió las fuerzas navales japonesas que participaron en la campaña de Guadalcanal y la campaña de las Islas Salomón. En la noche del 8 al 9 de agosto de 1942, Mikawa al mando de una fuerza de cruceros pesados, además de un destructor, derrotó de forma contundente una fuerza de buques de guerra estadounidenses, concretamente tres cruceros pesados, además de un crucero de la Marina Real Australiana, en la Batalla de la isla de Savo en Ironbottom Sound,  en las aguas circundantes de Guadalcanal.

Sin embargo, Mikawa fue criticado por sus superiores por su fracaso por no perseguir ni conseguir la victoria total, ya que podría haber seguido el rumbo dirección sur y atacar a la flota de desarmados transportes americanos que estaban fondeados frente a Guadalcanal, esperando el amanecer para continuar en el proceso de descarga de municiones y suministros para la 1ª División Marine estadounidense, que había desembarcado en la isla el 8 de agosto de 1942. En cambio, Mikawa decidió virar hacia el norte y retirarse a la seguridad de su base en Rabaul. La única nave de Mikawa que fue hundida o dañada en la batalla naval  fue el crucero Kako, que fue torpedeado y hundido por el submarino S-44 de la Marina de los EEUU en el trayecto de regreso a Rabaul.

En la noche del 13 al 14 de noviembre de 1942, Mikawa dirigió una fuerza de cruceros que bombardeó de forma contundente la vital base aérea estadounidense del campo Henderson durante la Batalla Naval de Guadalcanal. A lo largo de la campaña de Guadalcanal, Mikawa ordenó a menudo las "carreras nocturnas" del "Tokio Express", naves de guerra rápidas que enviaban soldados y suministros al ejército japonés destacado en Guadalcanal. Sin embargo, intento de desembarcar refuerzos japoneses del mismo modo en la base de Lae en Nueva Guinea acabó en un desastre para la armada japonesa en la llamada la batalla del mar de Bismarck, donde con tan solo buques de superficie contra aviones americanos y de la RAAF basados en tierra se demostró la superioridad aérea frente a la naval.



Transportes japoneses atacados durante la Batalla del Mar de Bismark

Mikawa pronto se vio obligado a asumir la responsabilidad por la pérdida de la mayoría de las Islas Salomón, y fue reasignado a zonas posteriores, como las Filipinas. El Almirante Mikawa también afirmó que las decisiones del  alto mando de la Armada Imperial Japonesa en su  lucha contra a los norteamericanos en las Islas Salomón fue simplemente llevar y dejar soldados japoneses, marineros, aviadores y naves en un "pozo sin fondo". La opinión de Mikawa era correcta, pero sus superiores en la marina y los generales del ejército japonés se negaron a escucharlo.

De abril a septiembre de 1943 Mikawa ocupó destinos en el Estado Mayor Naval y otros destinos en Japón, lejos de cualquier mando operativo. Del 3 de septiembre de 1943 al 18 de junio de 1944, Mikawa estuvo al frente de la 2ª Flota Expedicionaria del Sur en Filipinas. Luego, mandó  la exigua  "Flota Aérea del Suroeste" y la muy debilitada "13ª Flota Aérea" del 18 de junio al 1 de noviembre de 1944, también en las Filipinas. De ahí en adelante, estaba sentenciado el destino de Japón que de derrota tras derrota se vio obligado a rendirse. Asignado al servicio de costa en Japón tras la batalla del Golfo de Leyte en octubre de 1944, Mikawa se retiró del servicio activo en la Armada Imperial Japonesa en mayo de 1945.


Tras la guerra, el almirante Mikawa vivió una vida larga y tranquila en Japón, falleciendo en 1981 a los 92 años de edad. Da la casualidad que Mikawa sobrevivió a los más notorios comandantes norteamericanos como Chester Nimitz, Ernest J. King, Douglas MacArthur, William F. Halsey, Jr y Raymond Spruance.