lunes, 26 de noviembre de 2012

Ala Nº 151 de la RAF

Ala Nº 151 de la RAF


Formación de Hurricanes en el cielo soviético

El ala nº 151 fue una unidad británica de la RAF que luchó en el frente oriental junto a las fuerzas aéreas soviéticas durante los meses siguientes a la invasión germana de la URSS, desde la península ártica de Kola. Tres eran los objetivos marcados a priori por las autoridades militares británicas y todos fueron conseguidos:
  • Proporcionar ayuda más que necesaria a los rusos en un momento muy complicado coincidiendo con el inicio de la operación Barbarroja.
  • Adiestrar a los soviéticos en el uso de tecnología militar moderna, sistemas de control aéreo y tácticas de combate con cazas.
  • Despejar cualquier duda a los finlandeses que al enfrentarse con los  soviéticos, combatían de igual manera con los hasta entonces aliados occidentales.

El retraso en el inicio del ataque germano-fines en el norte de Finlandia proporcionó a los británicos la oportunidad de intervenir activamente en el frente de una manera más fácil que en otras partes de Rusia. Tras la firma de la alianza entre británicos y soviéticos, Churchill aun siendo públicamente contario a la ideología comunista, enseguida dio muestras de total complicidad con los soviéticos a pesar de  encontrarse Gran Bretaña en una situación complicada desde un punto de vista militar. Lógicamente la zona más evidente de acción, por menor distancia y por ser un trayecto marítimo donde la Royal Navy aun disponía de superioridad, era el Ártico, y más concretamente la región geográfica adyacente a Finlandia. Por tal razón las altas esferas del Ejercito Fines estuvieron muy preocupadas al principio de la Operación Barbarroja por el potencial peligro de gran información recopilada por la gran cantidad de representantes militares británicos en Finlandia. A finales de julio las autoridades finlandesas instauraron restricciones a la delegación británica en Helsinki.

Los británicos estaban ansiosos por proporcionar cualquier ayuda bélica a sus nuevos aliados contra Hitler, por ello se enviaron submarinos, dragaminas y portaaviones que de forma inminente comenzaron a operar en la costa norte de Finlandia. Por ello, el 31 de julio de 1941, aviones que despegaron desde el Furious atacaron el puerto de la ciudad finesa de Petsamo. Los británicos perdieron tres aeronaves y apenas infligieron daños a las instalaciones portuarias y a un pequeño carguero allí anclado. Posteriormente para entorpecer el tráfico naval, unidades de la Royal Navy minaron las proximidades del puerto de Petsamo.




Las autoridades militares británicas proporcionaron ayuda aérea en el área de Múrmansk así como entrenamiento a los pilotos soviéticos que pilotarían cazas ingleses Hawker Hurricane una vez fuesen enviados a la Unión soviética. Para tal propósito se formó el ala nº 151, en un principio compuesta por los reforzados escuadrones Nº 81 y Nº 134. Bajo el mando nominal del Comandante de Ala, H.N.G. Ramsbottom-Isherwood de la RAF, los primeros elementos de la unidad, concretamente 24 Hurricanes IIB llegaron al aeropuerto de Murmansk-Vaenga el 7 de septiembre de 1941, cazas provenientes del portaaviones Argus. Estos iniciales aviones fueron reforzados posteriormente por más cazas, equipamiento y personal especializado transportado vía marítima hasta Arkángel.

El principal objetivo del Ala 151 era a la vez proporcionar entrenamiento y soporte operacional  a las tripulaciones soviéticas. El Hawker Hurricane no era en 1941 el más moderno de los cazas ingleses, superado ampliamente  por el Spittfire, era un avión diseñado en los años 30 pero con la característica de tener un mantenimiento sencillo y operar satisfactoriamente en condiciones ambientales complicadas, aspecto que se ajustaba muy bien en Múrmansk, la zona de operaciones del Ala 151. Añadiendo  a las características propias del Hurricanes, las tripulaciones tanto de tierra como los propios pilotos británicos, australianos y neozelandeses eran la mayoría, veteranos de la Batalla de Francia y de la Batalla de Inglaterra, casi todos ellos con gran experiencia, pero sobretodo transmitieron a los soviéticos conocimientos en el uso de la radio moderna y sistemas de control aéreo por medio del radar.

Durante el mes de septiembre mayoritariamente, la Royal air Force proporcionó cobertura aérea a las tropas soviéticas que intentaban rechazar a las fuerzas enemiga en el área de Múrmansk y la estratégica línea de ferrocarril, de forma concreta aportaban escolta a los bombarderos soviéticos a lo largo del frente. Los pilotos de la RAF llevaron a cabo su último vuelo operacional el 8 de octubre de 1941, a partir de esa fecha dejaron tano los aviones como todo el equipo a los soviéticos, tarea que acabo de completarse el 22 de octubre. El personal del Ala 151 regresó por vía marítima a Gran Bretaña comenzando a atracar en puertos británicos el 7 de diciembre, día del ataque japonés a Pearl Harbor con la consiguiente entrada de USA en la guerra. A partir de esa fecha la ayuda de las potencias occidentales a la URSS vendría en mayor medida otorgado por los Estados Unidos


Pilotos de la RAF en Rusia

El principal objetivo de la expedición a Múrmansk de 1941 era mostrar la calidad de los cazas Hurricane a los soviéticos y entrenar tanto a los pilotos como a las tripulaciones en tierra en el manejo de dichos aparatos suministrados a la Unión Soviética, estos objetivos fueron realmente satisfechos con creces pero por alguna razón desconocida solo el Escuadrón Nº 81 obtuvo el honor de batalla “Russia 1941”.

En cambio los soviéticos reconocieron la contribución a la guerra por parte del Ala Nº 151 de la RAF premiando con la Orden de Lenin al comandante de la unidad Ramsbottom-Isherwood, a los comandantes de escuadrón M. Rook y A.G. Miller y al sargento de vuelo Haw. En 1944, fue condecorado con la Orden de la Estrella Roja el teniente piloto Gittins como el oficial ingeniero encargado de la tarea de ensamblar los Hurricanes.

El 5 de julio de 1942, el Ala Nº 153 de la RAF fue activada en Inglaterra con la intención de reanudar las operaciones de la RAF en el frente oriental; era u8na unidad compuesta por cuatro escuadrones de Supermarine Spittfire y dos escuadrones de Hurricanes de ataque al suelo con aproximadamente 2.000 efectivos de la Commonwealth, sin embargo debido al incremento de bajas causadas en los convoyes de suministro del Ártico, la operación fue cancelada y el Ala Nº 153 fue disuelta.

El 2 de septiembre de 1942, dos unidades del Mando de Bombardeo de la RAAF, 144º Escuadrón y 455º Escuadrón, fueron enviados de Gran Bretaña a Múrmansk con 32 Handley Page Hampdens; estos bombarderos fueron reequipados como torpederos con la misión de dar cobertura al  convoy PQ-18 en su viaje hacia Rusia dentro de la Operación Orator. El Almirantazgo no podía permitirse otra debacle como la acaecida al convoy PQ-17 destruido por U-Boote y aviones de la Luftwaffe, sin embargo antes de nada, los británicos debían evitar la acción de los navíos de superficie de la Kriegsmarine, concretamente del acorazado Tirpitz, por esa razón enviaron a  los Hampdens como torpederos. Nueve de estos aviones de perdieron en el trayecto debido a las inclemencias meteorológicas, errores de navegación y a la artillería antiaérea enemiga. Los dos escuadrones operaron brevemente desde la base de Vaenga antes de ser entregados a las Fuerzas Aéreas Soviéticas.

Las tripulaciones de la Commonwealth permanecieron activas en el área de Múrmansk hasta 1944, principalmente cumpliendo misiones de patrulla marítima y servicio de protección de los convoyes del Ártico, En varias etapas, aviadores de la RAF; RAAF; Y RCAF utilizaron aviones Catalina, Lockheed Hudson y cazas de reconocimiento Spittfire desde Vaenga y Laklhta.

El Ala 151º fue de nuevo activada al final de la guerra entre el 10 de marzo de 1944 y el 1 de junio de 1946 como unidad de transporte aéreo, ya posteriormente en la postguerra entre el 1 de octubre de 1959 y el 9 de septiembre de 1964 como ala de misiles de defensa aérea equipada con los misiles superficie-aire Bristol Bloodhound.