martes, 26 de mayo de 2015

El día de gloria del "Sagittario".

El día de gloria del "Sagittario".

T
Torpediniera "Sagittario"

La batalla de Creta estaba en pleno apogeo y para ayudar a los paracaidistas alemanes en dificultades, el alto mando decidió desembarcar elementos de la 5ª Division Gebirgsjäger en distintos puntos de la isla y de esta manera confundir a los fuerzas defensoras y posteriormente reunirse con los paracaidistas. El primer convoy, formado por caiques y barcos de pesca escoltados por el torpedero "Lupo" fue atacado en la noche del 21 de mayo y dispersado. Otro convoy zarpó el 22 de mayo desde la isla de Millo, constituido por 38 pequeños barcos que transportaban un total de 4.000 Gebirgsjäger de la 5ª Division de Montaña bajo la protección del torpedero "Sagittario".

El torpedero no tenía la orden de dirigir y mantener compacto el convoy a Creta, más que nada porque el alto mando alemán confiaba en la Luftwaffe que ya había echado a pique todas las naves enemigas presentes cerca de la isla, sabiendo muy bien que ante una formación naval de la Royal Navy un pequeño y solitario torpedero poco podía hacer.

A pesar de las palabras de los mandos de la Luftwaffe, una formación británica, la Fuerza C, si se encontraba en dichas aguas bajo el mando del almirante E. L. S. King. La sola presencia del torpedero "Sagittario" de ningún modo podía compararse ante esta flota formada por los cruceros Naiad, Perth, Carlisle, Calcutta y los destructores Kandahar, Nubian y Kingston.

A las 08:35 h. el comandante del torpedero italiano, Giuseppe Cigala della Fulgosi avistó la formación británica, aún estaba por debajo de la linea del horizonte pero traicionada por el fuego antiaéreo del HMS Naiad, buque insignia de la fuerza C. Sin siquiera esperar para identificar el tamaño global de la fuerza enemiga remontó el convoy por estribor levantando una densa de niebla con la finalidad de proteger las naves, dio media vuelta y volvió sobre su rumbo para seguir la misma deriva y volver a lanzar humo para conseguir una cortina más densa y también para aumentar la velocidad de su propia nave: a las 08:55 h. cuando los buques británicos estaban a 18.000 m. y habiendo alcanzado una velocidad de más de 30 nudos puso proa al enemigo. Los ingleses, en ese momento, enfrascados por los ataques aéreos y con la luz del sol desfavorable para ellos, se percataron del convoy enemigo y del torpedero que avanzaba hacia ellos; en ese instante, los dos pequeños y viejos cruceros antiaéreos Calcuta y Carlisle, que no estaban participando en la batalla, abrieron fuego a las  09:01 h. a una distancia de aproximadamente 12.500 metros, el torpedero italiano respondió con la pieza de artillería de 100 mm.



A las 09:07 h., cuando la distancia era menos de 7200 metros el "Sagittario" lanzó, rodeado de columnas de agua levantadas por los proyectiles enemigos, sus dos torpedos de estribor e inmediatamente tomo un rumbo evasivo para escapar del enemigo; Pero el comandante Fulgosi considerando que el enemigo no había sufrido ningún daño con el lanzamiento de los torpedos, dio marcha atrás otra vez mas, anteponiéndose entre el convoy y los buques británicos, atrayendo de esta manera sobre si todo el fuego de las naves enemigas.

A las 09:14 h., hubo un estallido de júbilo a bordo del torpedero: algunos hombres vieron  elevarse dos altas columnas en un costado de un crucero, unos minutos más tarde la formación naval británica viraba hacia el sur y se alejaba. A las 09:22 h. fue descubierto un tercer destructor que atacó al torpedero italiano, un minuto después el HMS  Kingston disparaba dos veces alcanzando el puente y la chimenea. Inmediatamente después comunicaba la presencia del convoy italiano, que hasta ese momento no había sido visto por los británicos. Pero el almirante King, preocupado por el consumo de munición y temeroso de los ataques aéreos, al navegar lentamente por los dos viejos cruceros decidió no atacar el convoy y continuar hacia el sur. A las 09:25 h. finalizó el choque.

No se sabe ciertamente si los torpedos del "Sagittario" dieron en el blanco tal y como reclamaron sus vigías ya que el crucero ingles como el resto de la Fuerza C sufrió diversos ataques aéreos y cuando regresaron a Alejandría, dos torretas estaban inutilizadas y la velocidad se había reducido hasta los 16 nudos. Lamentablemente para la tripulación del torpedero, los daños fueron registrados pero no se hizo ninguna mención a la posible causa de dichos desperfectos. El hecho demostrado fue que un pequeño y solitario torpedero logró bloquear e impedir la acción de una potente formación naval enemiga, salvando de esta manera el convoy.


Postal conmemorativa de la accion del "Sagittario"


Por esta acción, el teniente de navío Giuseppe Cigala Fulgosiosi fue condecorado con la Medalla de Oro al Valor Militar mientras que el almirante King fue destituido de su mando por orden directa de Churchill.