jueves, 28 de mayo de 2015

"Redada de Marsella"

"Redada de Marsella"


Imagen aérea del puerto de Marsella durante la redada de enero de 1943.

La denominada "Redada de Marsella" tuvo lugar en el puerto viejo de Marsella, los días 22 hasta 24 de enero de 1943.  La ciudad estaba desde la ocupación alemana el año anterior de Francia entera, bajo el gobierno títere de Vichy. Asistidos por la policía francesa, dirigida por René Bousquet, los alemanes organizaron y perpetraron una redada con la finalidad de arrestar a la población judía y su posterior deportación. La policía revisó los documentos de identidad de 40.000 personas, y envió a 2.000 marselleses, en un primer momento a Fréjus, posteriormente al campamento de Royallieu cerca de Compiègne, en la zona norte de Francia y por ultimo al campo de concentración de Drancy, última parada antes de ser trasladados a los campos de exterminio. La operación también supuso el desalojo de un barrio entero antes de su destrucción. Situado en el puerto viejo, el 1º Distrito , con sus 30.000 habitantes, estaba considerado por los alemanes como un "nido de terroristas" debido a sus calles pequeñas, estrechas y llenas de escondrijos. Para esta acción represiva, el líder de la SS Karl Oberg, a cargo de servicio de seguridad alemán en Francia, viajó desde Paris a Marsella y transmitió a Bousquet las órdenes recibidas directamente de Himmler. Es un notable caso de colaboración dolosa de la policía francesa con los ocupantes alemanes.

La operación estaba destinada a remodelar la zona de puerto viejo, un barrio popular repleto d pequeñas casas y calles sinuosas que eran consideradas peligrosas por las autoridades alemanas. Los alemanes querían llevar a cabo un plan urbanista preparado por los arquitectos franceses que apoyaban la ideología de la "revolución nacional" (Révolution nationale) apoyada por el gobierno de Vichy. Decidieron destruir casi totalmente el 1º arrondissement (distrito) de Marsella. Según órdenes directas de Himmler la población detenida debía ser evacuada a los campos de concentración en la zona norte de Francia. En el puerto viejo, la policía alemana fue a buscar casa por casa a los sospechoso, con la asistencia de sus homólogos franceses y posteriormente volar dinamitar los edificios.

Por orden del jefe de gobierno de Vichy, Pierre Laval, Bousquet pidió el 14 de enero de 1943 que se pospusiese la operación hasta una semana más tarde, y así poder organizar  mejor la redada y conseguir reunir un mayor número de refuerzos. Además, si bien los alemanes tenían intención de actuar únicamente sobre el 1º Distrito de Marsella, Bousquet espontáneamente propuso extender la operación a toda la ciudad. Según el historiador Maurice Rajsfus, también pidió la total libertad de acción para la policía francesa, petición que obtuvo del mismo SS Karl Oberg.

Según el historiador Jacques Delarue, quien fue testigo de la operación,  200 agentes de policía  desplazados desde  de París y en otras ciudades, 15 compañías del GMR (Groupes mobiles de réserve o grupos antidisturbios) y mas escuadras de la policía francesa -la gendarmería y de guardias móviles fueron destinados a esta operación. En total, "aproximadamente 12.000 policías fueron concentrados  en Marsella". El 22 de enero de 1943 el puerto viejo se cerró completamente el barrio del Viejo Puerto.  Toda la ciudad, con excepción de los barrios residenciales más ricos, fue registrada casa por casa durante un período de 36 horas. "En total, después de decenas de miles de controles, casi 2.000 marselleses... se hallaron dentro de los trenes de la muerte." escribió el historiador Maurice Rajsfus.  1.500 edificios fueron destruidos.



Demolición de edificios en el viejo puerto marsellés.

La Prefectura de la provincia de Bouches-du-Rhône, donde se encuentra Marsella, publicó el 24 d enero la siguiente declaración:

“Por razones de orden militar y para garantizar la seguridad de la población, las autoridades militares alemanas ordenaron oficialmente a la administración francesa proceder inmediatamente con la evacuación de la parte norte del puerto viejo. Por su parte, la administración francesa decidió por motivos de seguridad interna llevar a cabo una gran operación policial de eliminación de ciertos elementos de Marsella cuyas actividades planteaban  grandes riesgos a la población. La administración francesa trabajó duramente para evitar mezclar las dos operaciones. Considerables fuerzas de policía llevaron a  cabo numerosas búsquedas en el barrio.  Distritos enteros fueron rodeados y se realizaron controles de identidad. Más de 6.000 personas fueron detenidas y se verificaron 40.000 identidades”

El periódico Le Petit Marseillais de 30 de enero de 1943 añadía:

“ Debe quedar claro que las operaciones para la evacuación de puerto viejo se llevaron a cabo exclusivamente por la policía francesa y que no dieron lugar a incidentes”.

Los periódicos alemanes también se hicieron eco de la operación.
Walther Kiaulehn escribió en el periódico militar alemán Signal:

“ En el futuro, cuando escribiremos la historia de Marsella, se pondrá de relieve esta notable hazaña al haber evacuado el patricio viejo barrio marsellés, que había sido deshonrado en el siglo XX. La operación fue realizada por policías franceses y alemanes, así como un grupo de ingenieros y médicos”.

Mientras 30.000 marselleses fueron expulsados de su barrio, gente del mundo criminal, como Paul Carbone, se entregó voluntariamente a la policía al principio de la semana,  para ser encarcelado y evitar la deportación. Varios cientos de judíos de Marsella, ya fuesen franceses o extranjeros, fueron enviados primero  a Fréjus, después al campo de Royallieu cerca de Compiègne y finalmente al campo de concentración de Drancy , de donde fueron enviados a los campos de exterminio. En total, 2.000 judíos subieron a los trenes de la muerte. El 23 de marzo de 1943, Röthke, un oficial de las SS señaló que los judíos franceses detenidos en Marsella eran casi todos "canallas criminales" "tal y como la policía francesa me dijo en varias ocasiones sin haber pedido ninguna explicación" y que "cuando fueron trasladados de Compiègne a Drancy, primero tenían que someterse a una operación de limpieza especial porque estaban tan sucios y llenos pulgas que la dirección del campo francés juzgó necesaria una intervención inmediata para evitar las epidemias en el campo".

Judíos franceses escoltados por soldados franceses


En resumen, la redad del 22 al 24 de enero de 1943 en Marsella fue un ejemplo claro de colaboracionismo entre las autoridades policiales del régimen de Vichy y la Alemania nazi, mas aun en una zona ocupada de facto por los alemanes, demostrando de esta manera aun con mayor evidencia, el carácter de estado títere que tenia la Francia de Vichy respecto a la Alemania de Hitler.