martes, 24 de septiembre de 2013

El levantamiento de Czortków

El levantamiento de Czortków

El levantamiento de Czortków fue la primera insurrección provocada por ciudadanos polacos durante la guerra. Fue un intento fallido y realizado no contra las autoridades alemanas de ocupación sino contra las tropas soviéticas.

Tras la invasión de Polinia por parte de la Alemania nazi en septiembre de 1939, se produjo gracias a los clausulas secretas del pacto de no agresión entre Alemania y la Unión Soviética la ocupación de la parte e oriental del país polaco por esta última. La ciudad polaca de Czortków, hoy en día situada en la actual Ucrania y con nombre Chortkiv, fue de esta manera ocupada por tropas soviéticas que anexionaron todo el territorio invadido a la propia Unión Soviética. Debido a esta ocupación, la noche del 21 al 22 de enero de 1940, estudiantes polacos de los institutos intentaron asaltar los cuarteles del Ejército Rojo y liberar a soldados polacos encarcelados en la prisión local. La tentativa acabó en fracaso pero significó el inicio de una serie de insurrecciones polacas que por desgracia fueron infructuosas pero no exentas de gran valor.

Antecedentes.

El 17 de septiembre de 1939, tropas soviéticas, en ese momento en pleno acuerdo con las autoridades nazis invadieron la parte oriental de Polonia casi sin oposición pues el grueso del ejército polaco se hallaba combatiendo a la Wehrmacht en el oeste. Tras la invasión, las autoridades soviéticas anexionaron el territorio ocupado, incluyendo la ciudad de Czortków que en esa época tenía 20.000 habitantes y era capital del distrito dentro de la provincia de Ternopil. En este caso, Czortków fue anexionada dentro del territorio de la República Soviética de Ucrania

Las autoridades soviéticas iniciaron una serie de represiones que llevaron al arresto y encarcelamiento de 500.000 polacos entre 1939 y 1941, sobre todo oficiales del ejército polaco, funcionarios y aquellas personas denominadas “enemigos del pueblo” como religiosos de los que 65.000 fueron ejecutados. Debido a esas represiones se creó en octubre de 1939 la Stronnictwo Narodowe (Alianza Nacional), una organización clandestina cuyo objetivo era luchar contra los soviéticos con todos los medios posibles. Poco tiempo después, los cabecillas de la organización como Tadeusz Bankowsyi, Henrik Kaminski, Heweliusz Malawski y el profesor Jozef Opacki decidieron preparar un levantamiento a gran escala junto con el resto de integrantes del grupo de resistencia, que en su mayoría eran estudiantes de los institutos de secundaria de la ciudad.

La noche del ataque.

En diciembre de 1939, parte de la guarnición del ejército rojo destinada en Czortków fue enviada al norte para luchar en la guerra contra Finlandia. Era el momento idóneo para planificar la revuelta porque aumentaban las probabilidades de éxito. Se planeó un ataque por sorpresa contra el cuartel soviético, la prisión local con la finalidad de liberar a los oficiales polacos allí recluidos, la oficina de correos el hospital y la estación de trenes. Este último objetivo era de vital importancia pues se había planeado ocupar un tren y dirigirse hacia Rumania, vía Zaleszczyki con los oficiales liberados. Para retrasar la respuesta soviética, también estaba previsto volar el puente ferroviario sobre el rio Seret.

Los insurgentes polacos decidieron iniciar el levantamiento la noche del 21 al 22 de enero de 1940, coincidiendo con el aniversario de la revuelta nacional d enero de 1863. El 21 de enero por la tarde entre 100 y 250 personas se congregaron en la iglesia de los Dominicos de Czortków. La mayoría de la muchedumbre no estaba armada, tan solo llevaban algunas pistolas  o simples cuchillos, incluso espadas de tiempo pasados. Se dividieron en cuatro grupos; el primero tenía asignado como objetivo el cuartel de las tropas enemigas, el segundo ocuparía la prisión, mientras el tercero iría al centro de la ciudad y el ultimo se encargaría de ocupar la estación de tren. Se acordó que el grito de batalla seria Z krzyzen o con la Cruz.
El asalto al acuartelamiento tuvo lugar a las 20:00 h. pero los asaltantes subestimaron la fuerza de los defensores y no pudieron capturar el edificio. Peor aún, los soviéticos contraatacaron y tras un corto tiroteo en el que murieron tres soldados ruso y catorce polacos, las fuerzas insurgentes se dispersaron, acabando así la revuelta.

Consecuencias

Al día siguiente, las tropas del NKVD comenzaron a detener en masa a los participantes del levantamiento. Fueron encarceladlas unas 150 personas. Tras un brutal interrogatorio en el que según Jan Tomasz Gross “se utilizaron palos de madera, botellas, barras de hiero para romper costillas y mandíbulas” fueron fusilados 24 detenidos y 55 más enviados a Siberia. Casi todos los detenidos eran adolescentes polacos de Czortków. Por otra parte, los oficiales del ejército polaco, que estaban encarcelados, estuvieron entre los asesinados en la masacre de Katyn.

Dieciocho meses más tarde de la revuelta, justo antes de la entrada del ejército alemán, los soviéticos ejecutaron a 8 monjes dominicos como represalia por la ayuda prestada durante el levantamiento. Wladyslaw Buczkowski, testigo de la sublevación escribió en sus memoria que aunque no intervino en la revuelta, fue detenido de todas formas el 27 de enero, fue torturado y enviado a las prisión de Ternopil. Fue condenado a 15 años de prisión junto a otros polacos de Czortków, enviado en primer lugar a Járkov y de allí a Siberia siendo de los pocos detenidos que sobrevivieron a la guerra pues con el tratado Sikorski-Mayski pudo salir de la URSS y combatir por su país.


La sublevación de Czortków por su magnitud no fue importante pero por ser la primera en Polonia y por estar protagonizada por simples estudiantes adolescentes que se rebelaron contra tropas soviéticas, merece un pequeño espacio dentro de la  historia de la Segunda Guerra Mundial.