domingo, 10 de noviembre de 2013

General der Infanterie Carl-Heinrich von Stülpnagel



Carl-Heinrich von Stülpnagel fue un general alemán de la Segunda Guerra Mundial, tristemente recordado por ser uno de los integrantes del complot para acabar con la vida de Hitler, el 20 de julio de 1944 y por ello ajusticiado y condenado a muerte.

Carl-Heinrich von Stülpnagel nació en Berlín dentro de una familia aristocrática germana. En 1904 entró a formar parte del ejército imperial participando en la Primera Guerra Mundial como oficial de estado mayor. Tras la contienda siguió su vida militar, esta vez dentro del Reichswehr, el minúsculo ejército alemán permitido en los acuerdos del Tratado de Versalles de 1919. Dentro del ejército de la República de Weimar, von Stülpnagel fue ascendiendo paulatinamente, capitán en 1924, comandante un año después y al mando del 2º Batallón del 5º Regimiento, cuya base era Neuruppin.

En 1933, y con la ascensión del partido nazi al poder, Von Stülpnagel ya como coronel, es nombrado jefe de la rama de “Ejércitos extranjeros” del Estado Mayor del Ejército. En 1935 publica un estudio combinando aspectos militares relativos al antibolchevismo y al antisemitismo. En 1936 fue promovido a Generalmajor, ostentando el mando de la 30ª división basada en la ciudad hanseática de Lübeck. El 27 de agosto de 1937 fue nombrado Segundo Jefe del Estado Mayor del Ejército.

En 1938 perdió el entusiasmo hacia el régimen Nacional Socialista debido a la forma de proceder en el affaire Blomberg-Fritsch así como con la invasión alemana del territorio checoslovaco de los Sudetes, fue en esa época cuando entró en contacto con la Schwarze Kapelle, relevando a la organización subversiva aspectos secretos de la invasión del país vecino de Checoslovaquia.

En los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, Von Stülpnagel participó activamente en las principales campañas victoriosas de la Wehrmacht, Polonia, Francia y la invasión de la Unión Soviética por medio de la Operación Barbarroja. Desde el 20 de diciembre de 1940 hasta el 4 de octubre de 1941, ya como general de infantería, estuvo al frente del 17º Ejercito, al que de forma exitosa lideró, encuadrado dentro del Grupo de Ejércitos Sur de von Rundstedt, en las primeras y espectaculares bolsas de Uman y Kiev. En marzo de 1942, el general Carl-Heinrich von Stülpnagel es enviado como comandante en jefe de la Francia ocupada.

Stülpnagel tomo parte desde un principio de los planes para derrocar a Hitler y al partido nazi, pero estas iniciales maquinaciones se aparcaron tras el Tratado de Múnich de 1938. A pesar de su oposición al régimen, durante la guerra existieron claras evidencias de la implicación de von Stülpnagel en diversos crímenes de guerra cuando ostentaba el mando el 17º Ejercito en Rusia así como el mando global de Francia. En el frente del este, Stülpnagel autorizó muchas acciones de represalia contra población civil debido a los ataques producidos por fuerzas partisanas, así como una estrecha colaboración con los funestos Einsatzgruppen en sus ejecuciones masivas  de judíos. Reprendió a sus tropas no por el asesinato de población civil en sí, sino la manera en que se producían dichos asesinatos, que solía ser caótica y descontrolada, de una forma más acusada en los primeros meses de invasión germana. Stülpnagel focalizó  la atención de las represalia en los comunistas y judíos, a los que consideraban eran iguales y de esta manera intentar mejorar  las relaciones locales con las autoridades ucranianas.

Stülpnagel fue nombrado en marzo de 1942, comandante militar al mando de la Francia ocupada y junto  a su asesor personal, el teniente coronel Cesar von Hofacker comenzó a perfilar los planes para derrotar a Hitler junto con  diversos altos oficiales de la Wehrmacht, Hofacker era el enlace con Claus von Stauffenberg quien al final intentó de forma material atentar el 20 de julio de 1944 en la Wolfsschanze, Prusia oriental, contra la vida de Adolf Hitler.

El día en cuestión, el 20 de julio de 1944, Stülpnagel puso en marcha la parte de la trama que le correspondía. Para ello implicó principalmente a Hans Otfried von Linstow, quien tan sólo fue informado del complot ese mismo día. Se le ordenó, reunir a todos los agentes de Gestapo en París y miembros importantes de las SS para posteriormente encarcelarlos. Sin embargo, cuando se hizo evidente que el intento de asesinato de Hitler en Prusia Oriental había fracasado, Stülpnagel fue incapaz de convencer al mariscal de campo Günther von Kluge para apoyar el levantamiento, viéndose obligado a liberar a sus presos. Cuando Stülpnagel fue requerido desde París, se detuvo en Verdún, e intentó suicidarse disparándose en la cabeza con una pistola en las orillas del río Mosa. Sólo consiguió herirse y fruto de esta acción quedar ciego. Mientras estaba en cautiverio, según los informes, gritó el nombre de "Rommel" en un delirio. Como resultado, Erwin Rommel pronto fue puesto bajo vigilancia por la SS.

El general Stülpnagel y su asesor fueron detenidos por la Gestapo. Stülpnagel fue llevado ante el "Tribunal popular" (Volksgerichtshof) el 30 de agosto de 1944, encontrado culpable de alta traición y ahorcado ese mismo día en la prisión de Plötzensee en Berlín.

Carl-Heinrich von Stülpnagel representa en cierta manera una gran paradoja. Su educación aristocrática y elitista tal vez condujeron a rechazar la figura de Hitler como jefe supremo de las fuerzas armadas alemanas y por ello ser partícipe del fallido complot contra la vida del Führer, sin embargo, quizás también esa forma de ser también influyó en su actuación al principio de la invasión de la URSS con respecto a los crímenes y brutalidades que allí se cometieron bajo su mandato.

Rangos

Leutnant
27 Enero 1906
Oberleutnant

Hauptmann
1 Febrero 1924
Major
1 Enero 1925
Oberstleutnant
1 Febrero 1930
Oberst
1 Diciembre 1932
Generalmajor
1 Octubre 1935
Generalleutnant
1 Octubre 1937
General der Infanterie
1 Abril 1939