viernes, 29 de noviembre de 2013

Flujos de población entre Alemania y la URSS

Flujos de población entre Alemania y la URSS



Entre 1939 y 1941 una serie de flujos de población y reasentamientos entre la URSS y la Alemania nazi de decenas de miles de personas de etnia germana según los acuerdos existentes de amistad, cooperación y demarcación entre los dos estados.

Concepto.

Uno de los objetivos principales de Adolf Hitler durante su gobierno fue el intento de reunir en un mismo territorio a toda la población de habla alemana. Existían desde tiempos pasados, cientos de miles de personas de origen alemán que vivían fuera de las fronteras de Alemania, sobre todo en la Europa Central y Oriental, con un  número más que considerable habitando en  Rusia y demás repúblicas soviéticas. La mayoría de estos grupos de origen alemán había vivido fuera de Alemania durante cientos de años, tras las migraciones que se produjeron hacia el este entre los siglos XII al XVIII

Ante esta situación, Hitler planeó trasladar estas personas devolviéndolas a territorios más occidentales, lejos de sus hogares y de las áreas que habían estado viviendo durante siglos, dentro de la Alemania Nazi. Sin embargo, Hitler era consciente que el territorio alemán dentro de las fronteras de 1937, es decir, antes del "Anschluss" o anexión de Austria y de la ocupación de los Sudetes checos, era absolutamente insuficiente para dar cabida a este gran aumento en la población. Por esta razón, la propaganda nazi comenzó a aumentar considerablemente la campaña de presión necesaria para la instauración inexcusable del “espacio vital” o Lebensraum.

Bases legales.

Debido a que el mayor número de alemanes étnicos vivían en Rusia, Hitler sabía no podría reubicar a toda esa población sin la plena cooperación de la Unión Soviética y más concretamente de su dirigente, Joseph Stalin. A finales de agosto de 1939,(una semana antes de la invasión de Polonia y del inicio de la Segunda Guerra Mundial, Hitler envió a su Ministro de Asuntos Exteriores, Joachim von Ribbentrop, a Moscú para concertar un pacto de no agresión con la Unión Soviética. Este tratado fue también conocido como Pacto Molotov–Ribbentrop, por el nombre de sus firmantes, ambos ministros de exteriores. En realidad Hitler pretendía evitar que Alemania se viese en la tesitura de luchar en dos frentes. Tras la firma del pacto que favorecía a priori a los dos países dándoles un respiro,  comenzó la Segunda Guerra Mundial tan solo una semana más tarde con la invasión de Polonia.

Realmente con el pacto de no agresión entre los dos países también estaba presente un aspecto trascendental para los habitantes de la Europa Central, y no era ni más ni menos que la partición de los territorios en Europa Central y Oriental en las correspondientes esferas de influencia alemana y soviética, así como la transferencia recíproca de población de etnia alemana y rusa entre los dos estados. Estos acuerdos secretos por supuesto que no se hicieron públicos en el momento concreto de la firma.

El plan de Hitler de invadir la parte occidental de Polonia, ya que la parte oriental por dichos acuerdos secretos pasaría a formar parte de la Unión Soviética, significa en primera instancia o bien el desplazamiento de todos aquellos habitantes de origen no germano, en su mayoría polacos, hacia el denominado Gobierno General o bien su utilización como mano de obra forzada. Una vez que estos territorios quedasen "libres" de los habitantes de origen no alemán, podrían comenzar los traslados de población de etnia alemana, produciéndose reasentamientos en los mismos hogares que hasta unas semanas antes habitaban los ciudadanos polacos.

Flujos de población entre 1939-1944

Las previstas transferencias de población fueron anunciadas a los alemanes étnicos y al conocimiento general a partir de octubre de 1939, una vez completada la ocupación de Polonia.

Las autoridades nazis fomentaron la salida de "Alemanes desde fuera de Alemania", conocidos como Volksdeutsche, desde los países bálticos gracias al empleo de la propaganda. Para ello se utilizaron tácticas que incluían el miedo hacia posibles represalias de la Unión Soviética y que llevaron al desplazamiento de decenas de miles de alemanes. Aquellos que abandonaron sus hogares no fueron considerados "refugiados", sino fueron más bien descritos como personas que "respondían al llamada del Führer". Para alentar el apoyo de este programa, películas de propaganda alemana como GPU y Friesennot presentaban a los alemanes bálticos como profundamente perseguidos en su tierra natal por las autoridades.

Las familias fueron transportadas en barco desde los países bálticos y en tren desde otros territorios. El gobierno alemán había dispuesto al traslado de sus muebles y pertenencias personales. Todas las propiedades inmuebles fueron vendidas, pero el gobierno alemán que tramitó dicha venta no devolvió a sus antiguos propietarios el dinero obtenido. Esta circunstancia fue un acto intencionado ideado para destruir todos los enlaces existentes entre las personas y sus antiguos hogares abandonados. El valor de las propiedades inmobiliarias dejadas atrás debía ser compensado co dinero en efectivo y propiedades en la Polonia ocupada.

Antes de su reasentamiento, los Volksdeutsche fueron internados en campamentos para su evaluación racial, para prevenir la contaminación de la población nativa alemán con personas no deseables. Allí se dividieron en grupos: A, Altreich, compuesto por personas a las que no se les permitía ni granjas ni negocios y siempre bajo la vigilancia más estrecha, Sonderfall S, que fueron utilizados como mano de obra forzada y O Ost-Falle, la mejor clasificación de todas, ya que se les permitía asentarse en el “Eastern Wall”, las regiones ocupadas del este de Europa y que habían de proteger Alemania. Las personas encuadradas en este último grupo, después de pasar algún tiempo en los campamentos de refugiados en Alemania, se establecieron en áreas polacas anexionadas por la Alemania Nazi y en el territorio de Zamosc, conforme a lo decidido en el Plan General de Este. Para que la recolocación de estos nuevos colonos fuese efectiva se emitieron las órdenes necesarias de deportación de los antiguos habitantes polcaos, así por ejemplo si se enviaban veinte "maestros panaderos” alemanes, veinte panaderos polacos debían de ser deportados.. A los colonos a menudo se les entregaban casas que habían sido desalojadas tan rápido que aun tenían restos de comida en las mesas y las camas de los más pequeños por hacer. Los miembros de las Juventudes Hitlerianas y la Liga de Muchachas Alemanas BDM fueron asignados en la tarea de supervisar dichos desalojos, con el fin de  asegurar que los polacos cuando las abandonaban, dejaban la mayoría de sus pertenencias para el uso de los colonos. Una vez se producía el asentamiento, se iniciaba el proceso de germanización.

Los alemanes fueron evacuados de los territorios ocupados por la Unión Soviética en 1940, en particular de Besarabia y los Estados bálticos de Estonia y Letonia, donde tradicionalmente existían grandes minorías alemanas. Sin embargo la mayoría de los alemanes bálticos ya habían sido reasentados a finales de 1939, antes de la ocupación de Estonia y Letonia por la Unión Soviética en junio de 1940 debido a los acuerdos entre los dos países. En la mayoría de los casos recibieron granjas requisadas a más de 110.000 polacos que fueron expulsados de la zona

Si bien las migración y reasentamientos de población de origen alemán se produjeron durante toda la guerra, lógicamente el flujo de personas entre territorios de la Unión Soviética y los territorios ocupados por Alemania dejo de producirse de forma más o menos natural el 22 de junio de 1941 con el inicio de la invasión alemana.

En las etapas finales de la contienda debido al avance de las tropas soviéticas en Polonia se produjo un nuevo flujo de migración entre aquellos colonos de origen germano que se habían asentado en 1939-40 . Ahora huían de sus "hogares nuevos" hacia zonas aún más al oeste para escapar de las represalias del ejército rojo. Teniendo en cuenta que tan sólo vivieron en estos nuevos territorio durante 5 años en la mayoría de los casos, este nuevo movimiento de población fue considerado casi como un segundo reasentamiento aunque en circunstancias muy diferentes y por motivos no comparables. En esos momentos no fueron considerados como alemanes que ocuparían propiedades de antiguos polacos por “derechos raciales” sino que fueron vistos como simples refugiados que intentaban salvar sus vidas.

                           Territorios donde se producen los asentamientos

Polonia ocupada por el Reich
Gobierno General
Region de Oder-Neisse
Danzig
Austria
Checoslovaquia
Total
Origen







Polonia ocupada por la URSS
56.000
17.000
46.000

5.000

124.000
Chelm y Narew
29.000
11.000
2.000



42.000
Paises Balticos
87.000

40.000



127.000
Rumania
128.000
12.000
52.000

20.000

212.000
URSS
265.000
35.000
70.000



370.000
Yugoeslavia
10.000

10.000

15.000

35.000
Reich al oeste de Oder-Neisse

290.000
225.000
15.000

30.000
560.000
Oder Neisse

380.000



30.000
410.000
Total
575.000
745.000
445.000
15.000
40.000
60.000
1.880.000