jueves, 28 de noviembre de 2013

Wilhelm Frick



Wilhelm Frick (12 de marzo de 1877 – 16 de octubre de 1946) fue un destacado político alemán del partido Nazi, que ostento el cargo de ministro del Interior del Reich, en el gabinete de Hitler desde 1933 hasta 1943. Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, fue juzgado por crímenes de guerra en el proceso de Núremberg y ejecutado.

Frick nació en el municipio de Alsenz, en la región del Palatinado perteneciente en aquel tiempo al reino de Baviera, Alemania. Era el último de los cuatro hijos del profesor protestante Wilhelm Frick y su esposa Henriette. Asistió al Gymnasium (instituto) en Kaiserslautern, pasando sus exámenes de acceso a la universidad en 1896. Estudió Filología en la Universidad de Múnich, pero poco después cursó derecho en Heidelberg y en Berlín, presentándose al Staatsexamen en 1900, seguido por su doctorado el próximo año. Trabajo como asesor legal en la administración desde 1900, se incorporándose a la administración bávara en 1903, para trabajar como abogado en el departamento de policía de Múnich. Fue nombrado un Bezirksamtassessor en Pirmasens en 1907 y se convirtió en ejecutivo interino de distrito en 1914. Rechazado para el servicio militar, Frick no participo en la Primera Guerra Mundial. Fue ascendido al rango de oficial de Regierungsassessor y, a petición propia, volvió a ser admitido en su antiguo cargo en el Departamento de policía de Múnich en 1917.

El 25 de abril de 1910, Frick se casó con Elisabetha Emilie Nagel (1890–1978) en Pirmasens. Tuvieron dos hijos y una hija. El matrimonio terminó en un divorcio tormentoso en 1934. Unas semanas más tarde, el 12 de marzo, Frick volvió a casarse en Münchberg con Margarete Schultze-Naumburg (1896–1960), la ex esposa del miembro del Reichstag por el partido nazi Paul Schultze-Naumburg. Margarete dio a luz a un hijo y una hija

Carrera dentro del partido nazi.

En Múnich, Frick presenció el final de la guerra y la revolución alemana de 1918–1919. Simpatizaba con las unidades paramilitares del Freikorps que luchaban contra el gobierno bávaro del primer ministro Kurt Eisner. El jefe de policía local, Ernst Pöhner, le presentó a Adolf Hitler, a quien ayudó voluntariamente en la obtención de permisos para celebrar las manifestaciones y mítines políticos.

Ascendió al cargo de Oberamtmann y jefe del servicio de seguridad Kriminalpolizei desde 1923, y junto a Pöhner participó en el fracasado Putsch de Hitler del 9 de noviembre. Frick trató de detener la acción de la policía del estado, por lo cual fue detenido, encarcelado y juzgado por complicidad de alta traición por el Tribunal Popular en abril de 1924. Después de varios meses en prisión, se le suspendió la sentencia de prisión 15 meses siendo despedido de su trabajo de policía. Más tarde durante el procedimiento disciplinario, el despido fue declarado injusto y revocado, sobre la base de que no se ha probado su intención de realizar traición. Frick pasó a trabajar en la oficina de la Seguridad Social de Múnich desde 1926 en adelante, con la categoría de Regierungsrat de 1ª clase hasta 1933.

En los años posteriores al golpe de estado, Wilhelm Frick fue elegido miembro del Parlamento de Reichstag alemán en la elección federal de mayo de 1924. Se presentó por el movimiento de libertad nacional socialista, una lista electoral de extrema derecha alemana encuadrada dentro del Partido Völkisch y del proscrito partido Nazi. El 1 de septiembre de 1925, Frick se unió al restablecido NSDAP. Se asoció con el político radical Gregor Strasser; haciendo un nombre en el Reichstag por su agresivo antidemocrática y sus discursos antisemitas, escalando por estas razones al puesto del líder del grupo parlamentario Nazi (Fraktionsführer) en 1928.

El 23 de enero de 1930, Wilhelm Frick fue nombrado Ministro del Interior y de Educación en el gobierno de coalición del lander de Turingia, siendo de esta manera, el primer dirigente nazi en ocupar cualquier cargo a nivel ministerial en la Alemania prenazi. Abusando de su posición, despidió a funcionarios comunistas y socialdemócratas para sustituirlos por miembros del partido Nazi, por tanto los subsidios de Turingia fueron suspendidos temporalmente por Ministro del Reich Carl Severing. Frick también dio un cargo al profesor de antropología social en la Universidad de Jena Hans F. K. Günther que abogaba por la eugenesia, prohibió varios periódicos, así como actuaciones de teatro y la película pacifista “sin novedad en el frente” basada en la novela de Erich Maria Remarque. El 1 de abril de 1931 fue destituido por una moción de confianza socialdemócrata en el Parlamento de Turingia o Landtag

Ministro del Reich.


Wilhelm Frick, segundo por al derecha junto a Goebbels

Cuando el Presidente Paul von Hindenburg nombró canciller a Hitler el 30 de enero de 1933, este último puso a Frick al frente del Ministerio del Interior del Reich. Junto con Hermann Göring como portavoz, Frick fue uno de loso dos ministros del parido nazi en el gabinete original de Hitler y el único que en realidad tenía una cartera; Göring fue ministro sin cartera hasta el 5 de mayo. El 13 de marzo de 1933, con el nombramiento de Joseph Goebbels como ministro de Propaganda Frick se ganó un poderoso rival. Aunque Frick mantuvo una posición importante, especialmente en la organización de las elecciones federales de marzo de 1933, realmente tenía mucha menos influencia que sus homólogos en el resto de Europa. En particular, no tenía autoridad sobre la policía; en Alemania el cumplimiento de la ley había sido tradicionalmente responsabilidad de los distintos estados y tratado por ello como un asunto local. De hecho, la razón principal que Hindenburg y Franz von Papen acordaron dar el Ministerio del Interior a los nazis se basaba en la falta de poder del propio ministerio.

El poder de Frick aumentó considerablemente como consecuencia del Decreto del Incendio del Reichstag y la Ley Habilitante de 1933. Fue el responsable de redacción de muchas de las leyes Gleichschaltung o leyes de nazificación del estado que consolidaron el régimen nazi. Tan solo unos días más tarde de la aprobación de la Ley Habilitante, Frick ayudó a redactar una ley de nombramiento de Reichskommissare para debilitar los gobiernos de los distintos estados unida a la Ley para la Reconstrucción del Reich, Alemania se convirtió en un estado altamente centralizado, de esta forma los recién nombrados Reichsstatthalter o gobernadores eran directamente responsables ante el propio ministro del interior. En mayo de 1934, fue nombrado Ministro del Interior en el Estado de Prusia tan solo por debajo del ministro-presidente Göring. En 1935, Frick también tenía el poder para nombrar a los alcaldes de los municipios con población superior a 100.000 habitantes, a excepción de las ciudades-estado de Berlín y Hamburgo, donde Hitler se reservaba tal derecho.

Frick fue un instrumento clave en la política racial debido a la redacción de las leyes contra los ciudadanos judíos, como la "Ley para la Restauración del Servicio Profesional Civil" y las notorias leyes de Núremberg en septiembre de 1935. Anteriormente, en julio de 1933, promulgó la Ley para la Prevención de Enfermedades Hereditarias incluyendo forzadas esterilizaciones, que más tarde culminaron con los asesinatos selectivos del programa “Acción T4” o "euthansia", todo bajo el control de su ministerio. Frick también tuvo un papel protagonista en el rearme de Alemania al violar del Tratado de Versalles 1919 ya que elaboró leyes para la introducción del reclutamiento militar universal y ampliar la ley del servicio en la Wehrmacht a Austria después del Anschluss de 1938, así como a los territorios "Sudetenland" de la primera República Checoslovaca anexionada según el Tratado de Múnich.

En el verano de 1938, Frick fue nombrado presidente o Schirmherr del Festival de Deportes de Alemania en Breslau, una fiesta patriótica deportiva a la que asistió Hitler y todos los altos mandos nazis. En este evento, presidió la ceremonia de entregar el nuevo estandarte de la Liga de Deportes de Reich Nazi (NSRL) al Reichssportführer, Hans von Tschammer und Osten, demostrando aun de manera más palpable la nazificación más del deporte en Alemania.

Desde mediados hasta finales de los años 30, Frick fue perdiendo favor irreversiblemente dentro del partido nazi tras una lucha por el poder que implicó varios intentos de resolver la falta de coordinación dentro del gobierno del Reich. Por ejemplo, en 1933 Frick intentó restringir el uso generalizado de las órdenes de "custodia protectora" que se utilizaron para enviar a personas a campos de concentración, sólo para ser utilizadas por el Reichsführer-SS Heinrich Himmler. Su poder se redujo considerablemente en 1936 cuando Hitler nombró a Himmler como jefe de todas las fuerzas de policía en Alemania. Esta circunstancia implicaba de forma efectiva la unión entre la policía y las SS por lo que la primera escapaba del control de Frick, ya que las SS eran responsables únicamente ante Hitler. Tras una larga y dura pugna por el poder entre los dos culminó con Frick, reemplazado por Himmler como jefe del Ministerio del Interior en 1943. Sin embargo, Frick aun permaneció en el gabinete como ministro sin cartera. Además de Hitler, Frick y Graf Lutz Schwerin von Krosigk fueron los únicos miembros del gabinete del Tercer Reich que estuvieron ininterrumpidamente desde el nombramiento de Hitler como canciller hasta su muerte en 1945.

El reemplazo de Frick como ministro del interior del Reich no redujo, sin embargo, el creciente caos administrativo y las luchas internas entre los organismos del partido y del estado. Frick fue entonces nombrado para el cargo de Protector de Bohemia y Moravia. En su capital, Praga, Frick utilizó métodos despiadados contra la disidencia, y fue una de las últimas ciudades controladas por Alemania antes de caer al final de la Segunda Guerra Mundial.

Proceso y ejecución


 Ficha de detención de Wilhelm Frick


Frick en su celda de Nuremberg.

Frick fue arrestado y juzgado ante el Tribunal Militar Internacional de Núremberg, donde fue el único acusado además de Rudolf Hess que se negó a testificar en su propia defensa. Wilhelm Frick fue declarado culpable de planificar, iniciar y librar guerras de agresión, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad sobre todo por su papel en la formulación de la Ley Habilitante como ministro del interior así como las posteriores leyes de Núremberg, como coautor con Wilhelm Stuckart. Frick también fue acusado de ser uno de los más altos responsables de la existencia de los campos de concentración

Wilhelm Frick fue condenado a muerte el 1 de octubre de 1946 y ahorcado el 16 de octubre. Sobre su ejecución, el periodista Joseph Kingsbury-Smith escribió:


“el sexto hombre en salir de su celda de la prisión y caminar con las muñecas esposadas a la sala de ejecución fue Wilhelm Frick de 69 años. Entró en la sala de ejecución a las 2:05 h, seis minutos después de que Rosenberg hubiese sido declarado muerto. Hasta ese momento a parecía el menos estable de todos y tropezó en el decimotercer escalón de la horca. Sus únicas palabras fueron, "larga y eterna vida a Alemania," antes de ser encapuchado y caer a través de la trampa”.