lunes, 9 de junio de 2014

Operación Market Garden V; El desembarco aéreo.

El desembarco aéreo.


Proviene de Operación Market Garden IV



Los desembarcos aéreos comenzaron a las 12:40 h. del día 17 de septiembre de 1944, sin embargo la Operación Market-Garden podría decirse que comenzó a las 23:00 h del día anterior, 16 de septiembre, cuando 200 Lancaster y 23 Mosquitos bombardearon cuatro aeródromos de caza de la Luftwaffe en Holanda. Se intentaba suprimir cualquier respuesta enemiga ante la invasión aerotransportada de los Países Bajos. Durante las siguientes 24 horas se realizaron 1395 salidas de bombarderos y 1240 de cazas de apoyo con la finalidad de suprimir la aviación de caza enemiga , así como, la destrucción de los emplazamientos de la artillería antiaérea. Esta era la primera fase del plan de Brereton.

A primera hora de la mañana, intervinieron en este "ablandamiento" de las defensas 822 Fortalezas Volantes B-17 de la 8ª Fuerza Aérea norteamericana junto con sus 161 Mustangs P-51 de escolta y al lado de 54 Lancaster y 5 Mosquitos atacaron los aeródromos de Eindhoven, Ede y Deelen así como las posiciones Flak de la ruta que debería seguir el componente aéreo de desembarco, mientras que 85 Lancaster y 15 Mosquitos bombardeaban las baterías pesadas de AA en la isla de Walcheren.  En total se perdieron dos B-17. dos Lancaster y tres mosquitos, demostrando con estos números la gran superioridad aérea que disponían las fuerzas aliadas.

Ese domingo, 17 de septiembre amaneció ligeramente nublado pero con buena visibilidad. las tropas comenzaron a embarcar en los aviones, despegando a las 09:30 h. y en primer lugar los equipos más lentos formados por planeador y el correspondiente avión remolcador cuya velocidad de crucero seria de 190 Km/h mientras que los Dakotas con los paracaidistas despegaron posteriormente y navegarían a la velocidad prevista de 225 Km/h. El convoy aéreo se dividió en dos columnas, una vez sobrevolado Londres, con la 1ª División británica y la 82ª División norteamericana la ruta norte y la 101ª División AB la ruta sur. El cuartel General de 1º Cuerpo Aerotransportado despego en planeadores tras la 82ª División.



Las dos columnas se extendían mas de 150 km de longitud por 5 km de anchura. En la ruta sur la 101ª División fue repartida entre 424 C-47 Skytrain, Dakota para los británicos y 70 duplos planeador / remolcador. Más al norte la 82ª División iba a bordo de 482 Dakotas y 50 equipos de planeadores seguida por 38 equipos pertenecientes al Cuartel General del Cuerpo. En cabeza de todo la flota se hallaba la 1ª División Aerotransportada británica con la 1ª Brigada aerotransportada junto con la artillería y las tropas divisionarias varia  distribuida en 358 equipos de planeadores seguida de la 1ª Brigada Paracaidista embarcada en 145 Dakotas.

Toda la flota aérea sumaba 1051 aviones de transporte, 516 equipos planeador / remolcador volando a una altitud media de 500 m. y escoltados por 371 Spitfires, Tempest y Mosquitos de la RAF y 548 cazas norteamericanos entre Mustangs, P-47 Thunderbolt y P-38 Lightning. De media, la flota tardó entre 90 y 150 minutos hasta llegar a su objetivo.

Por delante del componente aéreo navegaban los bombarderos tácticos, concretamente 212 Thunderbolt de la 9ª Fuerza Aérea y  50 Mosquitos, 48 B-25 Mitchell y 24 Boston de la RAF que a las 12:00 h. bombardeaban los aeródromos de Nimega, Deelen, Ede y Kleve. A las 12:40 h. los señaladores de la 21ª compañía independiente de paracaidistas saltaban al oeste de Arnhem mientras y a la misma hora caían los señaladores de la 101ªy de la 82ª división  al norte de Eindhoven y cerca del puente de Grave respectivamente. No hubo señaladores en la zona de lanzamiento del grueso de la 82ª División en los Altos de Groesbeek para conseguir la sorpresa total.

Las columnas al entrar en territorio enemigo, donde  de promedio estuvieron 40 minutos, disminuyeron su velocidad a 175 Km/h y a una altitud de 150 m. dispuestas a efectuar los lanzamientos de paracaidistas. La Luftwaffe disponía de 75 cazas para enfrentarse a la flota aérea aliada pero solo 30 alcanzaron al enemigo y tan solo se produjo un combate sobre Wesel donde se abatieron 7 Me-109 frente a un caza norteamericano derribado. la defensa antiaérea alemana se apuntó en Eindhoven el derribo de 33 Dakotas, aunque las bajas en aparatos se debieron a muchos más factores. En total se perdieron 68 aviones y  71 planeadores durante el vuelo, en estas cifras se incluyen 2 cazas de la RAF y 18 cazas norteamericanos.



A las 13:00 h. , la 1ª Brigada Aerotransportada aterrizaba sus planeadores al oeste de Arnhem seguidos de la artillería y el resto de la división. 35 planeadores no pudieron tomar tierra. Al mismo tiempo la 101ª División Aerotransportada se lanzaba al norte de Eindhoven; el 501º Regimiento paracaidista tomo tierra en su zona prevista, al sur de Veghel. Los regimientos 502º y 506ª Paracaidistas junto con el cuartel general de la división cayeron al norte del bosque de Sonche. Los 6527 hombres de la 82ª División se lanzaron también con éxito al sur de Nimega; el 504º Regimiento Paracaidista en Grave y los 505º y 508ª Regimientos Paracaidistas sobre los Altos de Groesbeek. Por primera vez se lanzó la artillería en forma de paracaídas; fueron 12 obuses de 75 mm. desde 48 Dakotas.

A las 13:30 h. aterrizaba el Cuartel General del 1º Cuerpo Aerotransportado cerca de Groesbeek y por ultimo la 1ª Brigada Paracaidista británica saltaba al oeste de Arnhem a las 13;53. En poco más de una hora, 511 vehículos, 330 piezas de artillería, 590 toneladas de equipo y aproximadamente 20.000 hombres estaban fueron transportados tras la líneas enemigas ya sea por medio de planeadores o con paracaídas.

Brereton regresó a Inglaterra para organizar los preparativos de la segunda oleada que debía producirse al día siguiente. Se había demostrado que incluso de día se podía llevar a cabo una gran operación aerotransportada. El despliegue total de la parte aérea de la operación , es decir "Market" estaba casi finiquitado solo faltaba la llegada de la 2ª oleada, y a partir de se momento tan solo era necesario que se produjese una buena coordinación de movimientos entre el componente terrestre y el plan aéreo que ya había sido puesto en práctica.