lunes, 16 de junio de 2014

Petre Dumitrescu.

Petre Dumitrescu.



Petre Dumitrescu, general del Ejército de Tierra de Rumanía durante la Segunda Guerra Mundial  nació el 18 de febrero de 1882 en Dobridor, Dolj. En 1901 el joven Dumitrescu inició los cursos en la Escuela de Oficiales de Artillería e Ingenieros graduándose en 1903 con el grado de alférez. En 1906 fue promovido a teniente y en 1911 a capitán. Fue admitido en la Academia Militar, terminando sus estudios en 1913. Durante La Primera Guerra Mundial ostentó el grado de comandante (desde 1916).

Tras la finalización de la Gran Guerra, Dumitrescu fue subiendo paso a paso en el escalafón de la jerarquía militar: teniente coronel en 1920, en 1930 general de brigada y en 1937 general de división. Tras ocupar destinos diplomáticos como agregado militar en el período de entreguerras en varias capitales europeas, como París y Bruselas, le fue asignado el mando del 1º Ejército en 1940.

El 25 de marzo de 1941, Petre Dumitrescu ya como teniente general asumió el control del 3 º Ejército, unidad que prácticamente durante toda la guerra antisoviética estuvo bajo sus órdenes. Durante la campaña de 1941, su ejército recuperó la región norte de Bukovina y luego cruzó el río Dniester cuando aún seguían los combates en Besarabia. El 3º Ejército rumano quedo bajo el control del 11º Ejercito alemán, asegurando su flanco izquierdo durante el avance hacia el río Bug y luego hacia el Dniéper. En septiembre consiguió detener y derrotar los intentos soviéticos por controlar la orilla oriental del río y atacar la retaguardia del 11ª Ejército.  Posteriormente reanudó su avance llegando hasta Nogaiysk Steppe, al norte de Crimea y fue en esa zona donde las tropas de Dumitrescu participaron en la batalla del mar de Azov, que acabó con la destrucción de los ejércitos soviéticos nº 9 y nº18. Hasta el 10 de octubre de 1941, el 3º Ejército rumano había avanzado 1700 km, combatiendo en cuatro grandes batallas y 42 combates menores consiguiendo causar un número estimado de bajas enemigas que ronda más de 20.000 muertos y 40.000 heridos con 15.565 prisioneros de guerra, sin contar aquellos prisioneros que tomaron los alemanes, así como 149 tanques, 128 piezas de artillería, 277 ametralladoras y 367 ametralladoras ligeras. Las pérdidas rumanas ascendieron hasta los 10.541 hombres, de ellos 2.555 muertos, 6.201 heridos y 1.785 desaparecidos. Fue la segunda autoridad militar rumana en ser condecorado con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro, en primer lugar fue el mariscal Antonescu. Dumitrescu también fue condecorado  el 17 de octubre de 1941 con la Orden de Mihai Viteazul de 3ª clase.

El 18 de julio de 1942 Dumitrescu recibió el rango de general, convirtiéndose así en el más importante comandante rumano tras el mariscal Antonescu. Tomó parte en la ofensiva de verano de 1942, asegurando el flanco derecho del avance del 17º Ejército alemán. Avanzó a lo largo de la orilla del mar y el 15 de septiembre, el 3º Ejército rumano había capturado la península de Taman, enlazándose de esta forma con las fuerzas del eje situadas en Crimea y Novorosiysk. Tras esta campaña, el mando del ejército y una parte de las unidades fueron trasladadas al sector norte de Stalingrado, cerca de la curva del Don. Las unidades rumanas que ya se hallaban en la zona fueron subordinadas al general Dumitrescu. En total 152.492 rumanos y 11.211 alemanes se hallaron  bajo el mando del general Petre Dumitrescu, pero la línea que debía defender era demasiado extensa para las posibilidades del 3º Ejército. Sus informes sobre la acumulación de fuerzas soviéticas frente a sus tropas y sus reiteradas sugerencias para la eliminación de cabezas de puente soviéticas en Kletskii fueron ignoradas por el Alto Mando alemán. El 19 de noviembre de 1942, el frente suroeste soviético lanzó la ofensiva de invierno  a través de las líneas rumanas, y a pesar de una dura resistencia en algunos puntos y los contraataques de las tropas de reserva, dicha ofensiva no pudo ser frenada . Sin embargo, el general Dumitrescu logró formar una línea defensiva sobre el río Chir con las fuerzas restantes e incluso tomar parte en la operación Wintergewitter, que finalmente fracasó.

En diciembre de 1943, el 3º Ejército se hallaba situado en el extremo sur del Frente Oriental, en el Dniéper. Fue entonces cuando se produjo la retirada estrategia hacia el oeste pasando las tropas rumanas a asegurar la linea del rio Dniester en la primavera de 1944. Dumitrescu recibió la 2º Clase en la Orden de Mihai Viteazul y las Hojas de Roble en su Cruz de Caballero. Dumitrescu fue, a excepción del mariscal Antonescu, el único general rumano que bajo sus órdenes sirvió todo un ejército alemán, concretamente el reconstituido 6º Ejercito, unidad encuadrada dentro del Grupo de Ejércitos Dumitrescu. Además fue uno de los únicos tres generales rumanos en ostentar las Hojas de Roble en su Ritterkreutz.


Tropas rumanas de infantería.

El 3º Frente Ucraniano comenzó la ofensiva el 20 de agosto y las tropas de Dumitrescu no tuvieron otra opción que retroceder. Tras el armisticio, Dumitrescu intentó llevar sus tropas lo más lejos de los soviéticos y así evitar cualquier posible enfrentamiento. Sin embargo, dicho movimiento no tuvo el éxito esperado y parte del 3º Ejército  fue rodeado. Alrededor de 130.000 soldados rumanos fueron tomados prisioneros, en esta cifra está incluida una parte importante del 4º Ejercito. Al cabo de pocos días una proporción importante de estas tropas estaba de nuevo luchando pero esta vez al lado de los soviéticos y contra sus antiguos aliados del Eje, los alemanes. Los restos del ejercito llegaron al área de Bucarest y Ploesti tras días de marchas y combates durante los cuales se capturaron 4.500 soldados alemanes.

El General Petre Dumitrescu se retiró del servicio activo tres semanas después de los acontecimientos del 23 de agosto de 1944. El 15 de mayo de 1946, Dumitrescu fue acusado de crímenes de guerra y llevado ante un tribunal donde fue exculpado de todo cago por falta de pruebas solidas. El 15 de enero de 1950, Dumitrescu falleció en su casa de Bucarest.