jueves, 4 de mayo de 2017

Tanques BT en la Gran Guerra Patriótica, 1941-45. II

Tanques BT en la Gran Guerra Patriótica, 1941-45. II

Proviene de Tanques BT en la Gran Guerra Patriótica, 1941-45. I


Destino muy comun entre los tanques BT

La invasión alemana del 22 de junio de 1941 colocó a las fuerzas  armadas soviéticas ante una prueba severa y enseguida se clarificó la falta de preparación del nuevo cuerpo mecanizado. Las purgas políticas de la década de 1930 paralizaron la correcta evolución de los cuadros de oficiales y, los procesos de entrenamiento estándares de las tripulaciones y tropas de las unidades acorazadas soviéticas eran inferiores en comparación con los de sus rivales alemanes. Las batallas iniciales en el Báltico, Bielorrusia y Ucrania fueron grotescamente desproporcionadas a favor de los alemanes. Este hecho fue muy paradójico teniendo en cuenta la enorme ventaja cuantitativa por parte de los soviéticos. La fuerza acorazada germana en ese momento ascendía a 5162 tanques de los cuales 3412 tomaron parte en la fase de apertura de la Operación Barbarossa. En comparación, el conjunto de blindados soviéticos llegaba hasta las 22702 unidades, un numero cuatro veces mayor. De la fuerza alemana atacante, 1415 unidades pertenecían a los modelos PzKpfw III y PzKpfw IV, que eran técnicamente superiores al carro BT-7. Sin embargo, entraron en acción 1810 tanques ligeros en cierto modo equivalentes o inferiores al carro BT-7. El PzKpfw 38(t) era técnicamente el más similar al BT-7. Sin embargo, no fue ni el equilibrio cuantitativo ni técnico el factor importante en 1941, sino más bien la enorme disparidad en el entrenamiento de las unidades y la aplicación de las tácticas de combate. Las divisiones acorazadas soviéticas fueron barridas por divisiones panzer mucho más pequeñas pero mucho más experimentadas. El Ejército Rojo perdió la asombrosa cifra de 11703 tanques en las primeras tres semanas de lucha; en contrapartida las pérdidas alemanas durante el mismo período fueron de menos de 500 panzers.

Algunos ejemplos concretos proporcionan una verdadera imagen del desastre. La 12ª División Acorazada integrada dentro del 12º Cuerpo Mecanizado inició  la campaña en el Báltico con 236 tanques BT quedando solo 9 carros útiles el 7 de julio de 1941, tan solo tras dos semanas de lucha. De las pérdidas, 133 fueron por acciones de combate y el resto por averías mecánicas o accidentes. El 7º Cuerpo Mecanizado desplegado en el área de Smolensk tenía 229 tanques BT al comienzo de la campaña, esta cifra se redujo a 171 en las primeras dos semanas de combates. Durante las batallas posteriores, del 6 al 19 de julio, 143 carros BT fueron destruidos, 22 sufrieron daños, y sólo 6 permanecían en servicio activo al finalizar los combates. El Frente Occidental, que contaba con 656 tanques BT al inicio de la invasión, disponía el 1 de octubre  de solamente 101  y el 28 del mismo mes octubre  esa cifra se había reducido a sólo 43 carros. La 24ª División de Tanques comenzó la guerra con 141 carros BT y el 1 de agosto tan tenía sólo 34 en servicio tras cinco semanas de combates en el frente de Leningrado. El mismo Distrito Militar de Leningrado comenzó las hostilidades con 863 tanques BT disponiendo el 27 de septiembre de 58 carros operacionales más 7 unidades en proceso de reparación.



Como consecuencia lógica de las pérdidas catastróficas de 1941, durante 1942 hubo una presencia menor de tanques BT en las unidades acorazadas soviéticas. Durante los combates alrededor de Kharkov el 9 de mayo de 1942, el 22º Cuerpo de Tanques disponía 25 tanques BT de sus 105 tanques totales; las unidades blindadas colindantes no tenían ningún carro BT. El 1 de julio de 1942, en el Frente Sur 29 de los 214 tanques disponibles eran del tipo BT y de estos 18 fueron enterrados y utilizados cono fortines. En el Frente Suroeste en ese momento, no había ninguno. En el Frente de Briansk en junio y julio de 1942, tan solo 2 BT-5 y 7 BT-7 estaban encuadrados en las dos brigadas de tanques del frente; quedando esa cifra reducida a una única unidad el 12 de julio de 1942. Durante las batallas de Stalingrado en el otoño e invierno de 1942-43, apenas existían carros BT en servicio en las unidades blindadas soviéticas. De los 73 tanques en uso en el Frente de Stalingrado el 1 de octubre de 1942, ninguno era del tipo BT. De los 225 tanques del Grupo del Mar Negro en el Frente Cáucaso a finales de enero de 1943, sólo dos eran tanques BT-7. El último uso conocido de los carros BT en el teatro europeo fue en la aislada región de Leningrado donde algunas escasas unidades seguían en servicio en 1944. Tras la guerra, en junio 1945, sólo existían 299 BT de todos los modelos en los territorios europeos de la URSS, y de ellos 43 estaban en servicio y el resto en las plantas de reparación.


El último reservorio de tanques BT fue en el Lejano Oriente. En marzo de 1944, la 203ª Brigada de Tanques  probó una versión mejorada del BT-7, aplicando paneles acorazados supletorios. Hay pocos detalles sobre el resultado de esta mejoría. Tres batallones de carros BT-7 fueron desplegados con el 6º Ejército del Tanques de la Guardias durante los ataques hacia Bolshoy Khingan en la breve guerra contra Japón en agosto de 1945. A finales de septiembre de 1945, todavía quedaban 190 BT-5 y 1030 BT-7 en servicio en el Lejano Oriente, de los cuales 898 eran operacionales y el resto en reparación. Todos estos tanques fueron retirados definitivamente en 1946.