lunes, 21 de octubre de 2013

Operacion Ariel

Operación Ariel.

Operación Ariel fue el nombre que recibió las acciones de evacuación de las fuerzas aliadas llevadas a cabo del 15 al 25 de junio de 1940 y desde puertos del oeste de Francia tras el colapso de las fuerzas aliadas contra las tropas de la Wehrmacht. Esta operación tuvo lugar inmediatamente después de la Operación Dynamo, la evacuación desde Dunkerque y la Operación Cycle, la evacuación desde el puerto de Le Havre que finalizaron el 13 de junio. Debido al avance alemán los puertos utilizados en la Operación Ariel cada vez estaba más al sur en la fachada occidental francesa, comenzando en Cherburgo y acabando en Bayona.


Soldados evacuados y apiñados a bordo de un transporte de tropas

Antecedentes.

Si bien con la Operación Dynamo en Dunkerque se consiguió evacuar la mayoría de las unidades de combate de la BEF (British Expeditionary Force) algunos elementos de la 1ª Division Blindada y la Division Beauman y más de 150.000 de personal no combatiente habían sido cortados en el sur debido a la impresionante “carrera hacia el mar” de las tropas acorazadas alemanas. Además, la 52ª Division de Infanteria “Lowland” y la 1ª Division Canadiense habían sido rápidamente enviadas a Francia para reforzar la defensa. Estas unidades pronto fueron denominadas como el “Segundo BEF” y el General sir Alan Brooke regresó de Inglaterra para ponerse al mando. Desde su llegada el 13 de junio, rápidamente observó que no existía ninguna oportunidad de éxito frente a los alemanes ya que el plan francés de contraatacar y luego aguantar en Bretaña era poco realista. Por consiguiente tras conversación telefónica el 14 de junio, Sir Alan Brooke fue capaz de persuadir al Primer Ministro, Winston Churchill de ordenar la evacuación de todas la tropas británicas para evitar su destrucción. El historiador Max Hastings asintió “En esa conversación, Brooke salvó al menos 200.000 hombres de la muerte o cautividad”

La evacuación desde Cherburgo y Saint Malo.

La evacuación de la 52ª Division desde Cherburgo fue llevada a cabo bajo el mando del Almirante William Milbourne James, comandante en jefe en Portsmouth. Envió directamente te desde Southampton un transporte de tropas, barcos mercantes y  pequeños barcos costeros, La mayoría de la 52ª Division y la 1ª Division acorazada embarcaron desde el 15 a17 de junio. El batallón de retaguardia que cubría la evacuación fue evacuado la tarde del 18 de junio; las primeras tropas alemanas estaban entrando en las afueras cuando el último barco zarpó a la 16:00 h. Un total de 30.360 hombres fueron evacuados y llevados a Portsmouth. En Saint Malo, 21.474 hombres, la mayoría de ellos de la 1ª Division Canadienses fueron evacuados entre el 17 y el 18 de junio. Los canadienses sufrieron seis bajas durante su breve permanencia en el continente, incluyendo 5 desaparecidos y un fallecido.

La evacuación desde Brest, Saint Nazaire y La Pallice.

La evacuación desde los puertos más occidentales de la fachada atlántica estuvo bajo la responsabilidad del almirante Sir Martin Eric Nasmith, comandante en jefe del Mando Occidental basado en Devonport. La retirada desde Brest se realizó por una gran flotilla de barcos incluyendo los transportes de tropas, Arandora Star, Otranto y Strathaird. Un total de 28.145 británicos y 4.439 del resto de nacionalidades aliadas, la mayoría personal de tierra de la RAF, fueron embarcados los días 16 y 17 sin más interferencia que los ataques de la Luftwaffe y desembarcados en Plymouth. En esas fechas, esperaban en Saint Nazaire un gran número de unidades logísticas y soporte del Ejército británico, personal de la RAF, tropas belgas, checas y polacas así como civiles británicos. La flotilla para el traslado de este “pasaje” incluía considerables transportes de tropas como el Georgic, Duchess of York, Franconia, RMS Lancastria y Oronsay. El Franconia sufrió daños por ataques aéreos que le obligaron a regresar a Plymouth. El más grande de todos los barcos estuvo que anclar en la bahía de Quiberon pues no podía navegar por el estrecho cabal del estuario del Loira hasta Saint Nazaire. Durante el 17 de junio las tropas realizaron transbordo desde tierra Saint Nazaire hasta los grandes transportes a través de destructores y barcos costeros.


RMS Lancastria.

Los oficiales al mando de los transportes tenían órdenes de embarcar al mayor número de personas y al momento éstos estuvieron abarrotados. A las 14:00 h. se produjo un ataque aéreo y el Oronsay fue alcanzado por una bomba en el puente. En el siguiente raid, a las 15:45 fue el Lancastria quien fue alcanzado por cuatro bombas, una de ellas atravesó el barco hasta las bodegas repletas de tropas y destruyó los tanques repletos de fuel. En 20 minutos el barco volcó y se hundió; a pesar que 2.447 personas pudieron ser salvadas, alrededor de 4.000 perdieron su vida en el mayor desastre en cuanto a pérdidas de vidas humanas en la historia marítima británica, incluso algunas fuentes barajan una horquilla de entre 3.000 y 5.800 personas fallecidas. Las últimas tropas británicas salieron la mañana del 18 de junio en dos convoyes de pequeños barcos mercantes con destino a Plymouth. Por culpa de un fallo en la inteligencia aliada que sugería la presencia mucho más cercana de tropas alemanas a los puertos que lo que era en realidad, una gran cantidad de equipamiento fue abandonado. Una última misión de evacuación llegó a Saint Nazaire el 19 de junio para recoger a 8.000 soldados polacos que presuntamente habían llegado al puerto, realmente solo eran 2.000. Más al sur en La Pallice, el puerto comercial de La Rochelle, el oficial naval británico observó que los barcos que habían de ser enviados para evacuar las tropas británicas y polacas que esperaban en el puerto, no habían llegado, por lo que  requisó algunos barcos franceses el 18 de junio. Sin embargo, poco después llegaron dos flotillas de barcos ingleses para que en total fueran rescatados 10.000 soldados británicos y 4.000 polacos.

La evacuación desde Burdeos, Le Verdon, Bayona y Saint Jean-de-Luz.

La evacuación comenzó en Burdeos el 17 de junio a través de destructores y cruceros de la Royal Navy así como desde mercantes aliados que todavía se hallaban en el puerto. El destructor de la clase Hunt, HMS Berkeley al mando del Lt. Cdr. H. G. Walters se puso a disposición de Paul Reynaud y su gobierno para las conversaciones con Churchill sobre la situación Tras la caída de Francia, el Berkeley evacuó la personal remanente del Consulado británico de Burdeos, el personal diplomático británico y el presidente de Polonia y su gabinete que habían disfrutado de prioridad sobre el resto. El resto fueron principalmente tropas checas y polacas. La evacuación continuó desde los cercanos puertos de Le Verdon y Bayona a través de buques transportes de tropas como los polacos Batory y Sobieski y el Ettrick y nuevamente el Arandora Star. Estos barcos se desplazaron hasta Saint Jean-de-Luz donde la evacuación terminó a las 14:00 h. del 25 de junio justo momentos después del plazo fijado por los términos del armisticio. El ultimo día de operación, el destructor canadiense Fraser fue embestido y hundido accidentalmente por el crucero antiaéreo Calcuta en el estuario de La Gironda. Siguientes y mucho más pequeñas operaciones de evacuación continuaron en la costa mediterránea hasta el 14 de agosto de 1940.

Recuento de tropas evacuadas.

El número de personas evacuadas desde los puertos franceses hacia gran Bretaña durante la Operación Ariel fue:
Británicos.- 144.171.
Polacos.- 24.352.
Franceses.-18.246
Checoslovacos.- 4.938.
Belgas.- 163.
En total.- 191.870 soldados, aviadores y civiles perteneciente a las naciones aliadas. A pesar de este gran esfuerzo se perdió gran cantidad de equipamiento incluyendo 310 piezas de artillería, 2.292 vehiculos, 1.800 toneladas de suministro. Solo 13 tanques ligeros y 9 cruceros fueron rescatados.