domingo, 20 de octubre de 2013

Operación Market Garden I; Situación estratégica.

Situación estratégica.

Tras el desembarco de Normandía del 6 de junio de 1944, la situación estratégica planeada a priori por el Alto Mando Aliado sufrió diversas variaciones que hay que tener en  cuenta.

En primer lugar la salida de las playas y el subsiguiente progreso y movimiento de ruptura aliado que diese lugar  a un avance fulgurante por toda Francia fue paralizado por las tropas alemanas. De esta manera tanto en el sector americano del desembarco, donde las tropas de Bradley debieron de sufrir los combates en el inhóspito “bocage” como en el casi estancamiento de movimientos en el sector de Caen por parte de las tropas de Montgomery se produjo un retraso en los tiempos de ejecución previstos de antemano. Cabe reseñar que si bien todo parece indicar que fue Montgomery y sus tropas quienes más enlentecieron la marcha de los acontecimientos, - se tardó un mes de combates ocupar la ciudad  de Caen que debía tomarse el mismo Día-D -, no es mensos cierto indicar que atrajeron de esta forma la flor y nata de las fuerzas acorazadas germanas debilitando de esta manera el sector norteamericano para que se pudiese lanzar la Operación Cobra que supuso la salida final del terreno accidentado del “bocage”. Lógicamente las unidades que se enfrentaron a Montgomery en Caen sufrieron de igual forma un desgaste que pasaría factura semanas o incluso días más tarde.

En segundo lugar, tras este parón del avance  y sobre todo tras las erróneas decisiones de mando del propio Hitler en su firmeza a la hora de impedir cualquier retirada de tropas, propiciaron la denominada batalla de la Bolsa de Falaise donde casi todas las fuerzas alemanas operativas existentes en el sector de Normandía fueron aniquiladas. Se puede comentar que no hay mal que por bien no venga, por lo que si bien el resultado de las operaciones del día del desembarco y  días posteriores no se ajustó a los planes previstos, el resultado final con la aniquilación de casi todo el Ejercito alemán en Falaise fue sino totalmente imprevisto si muy beneficioso para posteriores operaciones.


Frente amplio de Eisenhower

Después de Falaise, la situación estratégica con Eisenhower a la cabeza permitía el avance aliado a través de un frente amplio con tres Grupos de Ejércitos, bajo el mando de Montgomery, Bradley y Devers, este ultimo recién llegado desde el sur de Francia, tras el desembarco de tropas en la Provenza mediterránea ya que se suponía que tras el desastre de Falaise poca resistencia podían presentar los alemanes. Ante este gran avance en tan amplio frente, las dificultades logísticas no tardarían en aparecer y por esta razón, el General Sir Bernard Montgomery propuso el 13 de agosto cambiar las prioridades en el llamado “esfuerzo único” cuya finalidad era avanzar con un solo Grupo de Ejercito a través d Francia, Bélgica y los Países Bajos hasta invadir la misma Alemania. Ese Grupo de Ejércitos  seria el XXI, apoyado por el 1º Ejército americano, por casualidad el mismo Grupo de ejércitos bajo el mando del propio Montgomery. Para apoyar aun mas esta decisión, el general ingles no sin razón argumentó que con el avance único de esta potente fuerza de combate se irían liberando las zonas de lanzamiento de las bombas volantes, V-1 y posteriormente las V-2, que comenzaban a caer sobre Inglaterra, así como, la liberación de los grandes puertos belgas y holandeses que acortarían y favorecerían el transporte de suministros desde Gran Bretaña al continente. Eso sí, para poder llevar a cabo este planteamiento, todos los suministros debían derivarse hacia el XXI Grupo de Ejércitos, dejando el avance del resto de tropas aliadas casi paralizados.

El plan de Montgomery sobre el “esfuerzo único” encontró de inmediato con la oposición de los altos oficiales norteamericanos, particularmente de Bradley. Debido a la pobre actuación del propio Montgomery durante el primer mes de lucha en Normandía, los americanos no confiaban mucho en las capacidades del general ingles para llevar sobre sus hombros toda la carga de la ofensiva y mas que esta razón, no podían admitir que las tropas norteamericanas que en esos momentos constituían la  principal fuerza tanto en número de divisiones como en el suministro de equipo fuesen relegadas a un segundo plano. Por lo que Eisenhower, como jefe de todas las fuerzas de la coalición presentes en Europa Occidental enseguida observó como se le venía encima un problema entre sus subordinados que debía ser resuelto con mucha diplomacia.


Los generales Eisenhower, Montgomery y Bradley, estrategas del teatro de operaciones europeo.

Eisenhower pensó en tomar una medida de consenso, no impediría que Montgomery con su XXI Grupo de Ejércitos avanzase hacia Alemania a través de Bélgica y Holanda pero no impedía que el 3º Ejercito bajo el mando del impetuoso general Patton buscase también la invasión de Alemania a través del Rhin ya que era imposible dejar a los británicos todo el peso militar por razones políticas. Fue justo en esos momentos cuando se produjo dos circunstancias importantes. En primer lugar y debido a la gran magnitud del frente se produjo de una forma casi esperada el parón logístico, que en cierta medida daba razón a Montgomery en su plan del “esfuerzo único” y en segundo lugar durante el mes de agosto se creó en Inglaterra el 1º Ejército Aerotransportado Aliado (EAA) bajo el mando del estadounidense Teniente General Lewis Brereton.

La creación del Ejercito aerotransportado fue muy bien vista por los Jefes de Estado Mayor norteamericanos tanto del Ejército, General Marshall como de las Fuerzas aéreas, General Arnold e instaron desde un primer momento a Eisenhower utilizar esta fuerza en el teatro de operación europeo.
La situación personal de Montgomery con la llegada de Eisenhower al continente para hacerse cargo de las fuerzas terrestres aliadas dio un vuelto espectacular. El que fuese comandante supremo de las 43 divisiones aliadas pasó a encabezar el mando de las 14 divisiones presentes solo en su XXI Grupo de Ejércitos. Eso sí, fue ascendido  mariscal de campo, situación personal que tampoco pudo mitigar el inconveniente militar de tener que “dejar” al 1º Ejercito Canadiense del General Crerar la tarea de limpiar los puertos franceses por lo que Montgomery solo disponía del 2º Ejercito del teniente general Miles Dempsey libre para poder ser utilizado en cualquier ofensiva.

Cierto es que los tres Cuerpos de Ejército del 2º Ejercito tuvieron una actuación esplendida desde que cruzaron el Sena a mediados de agosto hasta mediados de septiembre, debido también a la casi falta de resistencia alemana. Durante ese periodo liberaron Bruselas y el preciado puerto de Amberes que resulto ineficaz para tareas logísticas pues la entrada en el estuario del Escalda seguía estando controlada por tropas enemigas. Resaltar que el 10 de septiembre la Division Acorazada de Guardias, punta de lanza del XXX Cuerpo pudo tomar el puente de Joe sobre el canal Mosa-Escalda que constituyo un cabeza de puente  de gran importancia para la futura Operación Market-Garden.

Anteriormente  y en referencia al 1º EAA cabe reseñar la creación dentro de la gran unidad aerotransportado del 1º Cuerpo de Ejército Aerotransportado bajo el mando del también Teniente General Frederick Browning que impaciente en su capacidad para poner a prueba sus hombres chocó de forma inmediata con su superior jerárquico, el general Brereton. Circunstancias que iban a tener consecuencias negativas en el desarrollo de la Operación Market-Garden. Ambos apremiaron a Montgomery la utilización de los paracaidistas en Holanda.



El Teniente General Brereton (Izq.) con el Teniente General Browning al fondo charla con un paracaidista .


El mismo día 10 de septiembre, Eisenhower se reunió con Montgomery y acordaron una solución de consenso para intentar desbloquear la situación estratégica que se había producido por el parón logístico. De esta forma, Montgomery desistiría en avanzar por todos los Países Bajos empleando tan solo el 2º Ejercito y el 1º EAA que se encargaría de ocupar todos los puentes desde el canal Escalda-Mosa hasta el Rhin abriendo de esta manera la puerta trasera para entrar en Alemania.

Continúa en Operación Market-Garden II: Planificacion