miércoles, 23 de octubre de 2013

Operación Market Garden II; Planificación.

Proviene de Operación Market-Garden i: Situación estratégica.

El plan aliado para la Operación Market Garden se basaba en el avance hacia el norte por parte del 2º Ejército británico desde la frontera de Bélgica con los Países Bajos hasta prácticamente el mar de Ijsel para posteriormente girar a la derecha entrar en el corazón de Alemania. En dicho avance las tropas británicas s e iban a encontrar con diversos cursos fluviales. Para poder traspasar estos obstáculos naturales todo un ejército aerotransportado iba a ser lanzado por medio de paracaidistas y planeadores para conseguir por medio de la sorpresa ocupar y mantener los distintos puentes existentes en el trayecto hasta que pudiesen llegar los elementos terrestres.





Las tropas aerotransportadas debían asegurar los puentes sobre los principales ríos y canales de tres sectores principalmente; el 1º en la zona de la ciudad de Eindhoven tan solo a 20 km de la línea de salida de la operación, el 2º sector correspondía a la ciudad de Nimega a 80 km de partida y por ultimo sobre la ciudad de Arnhem a 100 km sobre la margen derecha del rio Rhin, principal obstáculo a sobrepasar ya que a partir de ahí se abría la entrada a Alemania.

Dentro del 2º Ejercito, la unidad principal de avance recaería sobre el XXX Cuerpo del teniente General Brian Horrocks y a su vez sobre la Division Acorazada de Guardias mientras que el XII Cuerpo de Ejército bajo el mando del también Teniente General Ritchie protegería el flanco izquierdo y el VIII Cuerpo del Teniente General O’Connor cubría el derecho.

La carretera por donde debía avanzar el XXX Cuerpo transcurría por un terreno casi llano pero lleno de acequias, arroyos y zanjas en medio de una superficie arenosa o “pólder”, es decir tierra ganado al mar, por lo que el movimiento de vehículos fuera de la propia carretera resultaría dificultoso. En el último tramo de la línea de avance, entre Nimega y Arnhem, la zona era practicante pólder con zanjas, fluviales por lo que la carretera solía elevarse hasta tres metros por lo que esta área era conocida como “la isla”. Al norte de la ciudad de Arnhem el terreno era un erial arenoso.

La planificación del avance por parte del XXX Cuerpo tuvo como punto básico la estimación de llegar al final del trayecto en Arnhem aproximadamente entre dos a cinco días  e ir relevando las tropas aerotransportadas a medida que iban avanzando.

El plan aéreo fue diseñado por el TG Brereton con algunas premisas concretas. Para simplificar la organización y coordinación entre el componente aéreo, es decir la flota aérea de aviones y las mismas tropas aerotransportadas, todos los paracaidistas serian transportados por aviones pertenecientes a las Fuerzas Aereas estadounidenses mientras que los planeadores serian remolcados por aviones de la RAF independientemente de la nacionalidad de los soldados transportados.

El lanzamiento seria diurno, no existía ningún día con luna llena en las fechas previstas para la operación y el componente aéreo no realizaría mas que una salida por día. Debido a esta razón y contando con el número de aviones existente, trasladar todo el 1º Ejercito aerotransportado que constaba de tres divisiones aerotransportadas y una brigada independiente ocuparía tres días de invasión, circunstancia que a la postre resultaría de una gran y negativa importancia. Brereton accedió a que el Cuartel General del I Cuerpo Aerotransportado Aliado bajo el mando de Browning llevase la acción operativa relegando al XVIII Cuerpo tareas administrativas.

El plan del general ingles se basaba en que la primera oleada de cada división aerotransportada aterrizara en un radio de 10 km de su objetivo y avanzara hasta conquistarlo y asegurarlo hasta la llegada de las fuerzas terrestres. Este planteamiento se basaba en la presumiblemente escasa presencia de fuerzas enemigas en el área de invasión aérea con aproximadamente 3.000 soldados de infantería y algunos carros de combate. Si bien fueron acertados los informes de inteligencia sobre las fuerzas alemanas en la zona de Eindhoven y Nimega fallaron en la creencia de la posición del II Cuerpo Panzer al este de Nimega, en la zona de Kleve, cuando realmente se hallaba justo al norte, en Arnhem en la parte más alejada de la operación.

Los objetivos de cada división aerotransportada son los siguientes:

101ª División Aerotransportada de los EEUU.






La 101º División bajo el mando del General de Division Maxwell Taylor debía lanzarse al norte de Eindhoven y ocupar los puentes sobre el rio Aa, el espacioso canal de Wilhem en la localidad de Veghel (30 m), el pequeño rio Dommel en San Oedenrode así como el canal Wilhelmina en so (35 m.). Posteriormente y ya por la tarde entrar en Eindhoven y esperar a los carros de la 1ª Division de Guardias. Taylor pensó que al recibir pronto la ayuda de las fuerzas terrestres solo sería necesario lanzar en la primera oleada los tres regimientos de paracaidistas prescindiendo de la artillería divisionaria.

82ª División Aerotransportada de los EEUU.



La siguiente zona a ocupar en el avance previsto correspondía a la 82ª División Aerotransportada comandada por el General de División James Gavin y se hallaba en torno a la ciudad de Nimega. Como se pensaba que el enemigo se encontraba en Kleve, la prioridad de los paracaidistas americanos seria ocupar y defender los Altos de Groesbeek, un área arbolada de 12 km de longitud y 100 m. de altura al este de Nimega para posteriormente defender los puentes sobre el Mosa en Graves de 250 metros de anchura y sobre el canal Mosa-Waal de 60 metros. Solo tras asegurar estos objetivos se podría ocupar el puente de 300 metros sobre el Waal en la misma ciudad de Nimega. Al estar el objetivo a 85 km. de la línea de salida, Gavin consideró oportuno desembarcar en el primer vuelo tanto infantería como elementos de artillería capaces de proporcionar fuego de apoyo.

1ª División Aerotransportada Británica.



La 1ª División Aerotransportada efectuaría el objetivo tal vez más difícil de todos, solo por operar en la zona de Arnhem situado a 100 km. De la línea de partida del XXX Cuerpo y también por aterrizar al norte del rio Rhin sin posibilidad de regreso. La principal zona de lanzamiento se hallaba al oeste de la ciudad y desde allí debían dirigirse los “paras” hacia el centro y tomar los puentes de carretera y ferrocarril de 100 m. de anchura sobre el bajo Rhin. Al día siguiente llegaría la Brigada Aerotransportada polaca. Urquhart, general al mando de la división, dispuso en la 1ª oleada aparte de las tropas aerotransportadas llevar la mitad de la artillería de campaña y anticarro.

Por parte alemán, lógicamente no existía ningún plan de acción. Si se esperaban los posibles ataques aliados, sobre todo focalizados hacia el canal Mosa-Escalda y los planes defensivo a gran escala se basaban en la estimación de o bien un asalto anfibio en la costa holandesa para aislar el 15º Ejercito presente en Los Países Bajos y o bien un ataque en pinza a gran escala hacia Wesel por parte de los británicos para envolver la cuenca industrial del Ruhr. También se creía que el 1º Ejercito Aerotransportado apoyaría cualquier d estos ataques por lo que se desplego las exiguas tropas del 1ª Ejercito Paracaidista de Kurt Student en el centro de Holanda para cubrir las dos posibilidades.