martes, 24 de mayo de 2016

Oberst Walter Oesau

Oberst Walter Oesau



Nacido el 28 de junio de 1913 en Farnewinkel, Walter "Gulle" Oesau comenzó su carrera militar en el ejército (Heer), alistándose en el cuerpo de artillería en 1933. El prometedor joven soldado fue  transferido a la Luftwaffe tras aceptarse su traslado a una unidad de transporte antes de asistir a la Academia militar de Hannover, Deutschen Verkehrsfliegerschule. En 1934, como oficial cadete (Fahnenjunker) completó su formación básica de vuelo antes de ser destinado a la Jagdgeschwader Richthofen como alferez recién comisionado. Con el estallido de la Guerra Civil en España, Oesau fue uno de los primeros pilotos en unirse al Jagdstaffel 88  dentro de la Legión Cóndor. Fue en los cielos hispanos donde Oesau se ganó el status de as, derribando ocho aviones republicanos, más o menos de la misma forma que compatriotas suyos como Werner Moelders y Adolf Galland. También fue herido en acción por primera vez. Al final del conflicto, Oesau se convirtió en uno de 28 soldados alemanes poseedores de la rara Spanienkreuz  de Oro y Diamantes.

En julio de 1939, Oesau, ascendido al empleo de teniente, se convirtió en Staffelkapitan del 1/Jagdgeschwader 20. Su primer derribo de la Segunda Guerra Mundial se produjo el 13 de mayo de 1940 durante la campaña en el oeste, cuando abatió de un caza francés "Curtiss". Al final de la campaña, su registro aumento hasta los cinco derribos que sumados a los 8 "españoles" llegaba a la nada desdeñable cifra de 13 victorias. Con el inicio de la Batalla de Inglaterra, el número de victorias comenzó a incrementarse constantemente y así, entre septiembre de 1939 y el 18 de agosto de 1940 derribó 20 aviones enemigos, un logro por el que le fue concedida la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro. Oesau continuó aumentando su cuenta en los siguientes meses y el 5 de febrero de 1941 ya había acumulado 40 derribos. Al día siguiente, recibió las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero.

Después de la invasión de la Unión Soviética en 1941, Oesau y su escuadrón fueron trasladados al este. Allí se encontraron con gran cantidad de aviones y pilotos soviéticos, de peor calidad los primeros e inexpertos los segundos, por lo que lógicamente la cuenta de victorias aumento considerablemente, y así  a mediados de julio de 1941 ya sumaba 80 derribos, por lo que fueron añadidas las codiciadas espadas a la Cruz de caballeros, siendo en esos momentos uno de los tres destinatarios de tal honor. Poco tiempo después de nuevo regresó al frente occidental para tomar el mando del Jagdgeschwader 2. Aquí siguió aumentando su registro dia a dia hasta que el de 26 de octubre acumuló 100 victorias siendo en esas fechas el tercer piloto en alcanzar dicha marca. Fue en esta etapa cuando tuvo que dejar el servicio activo pro miedo a ser derribado y perder sus capacidades de liderazgo por lo que fue destinado a ocupar destinos en el estado mayor entre los que se incluyeron el de Jagdfliegerführer 4 Brittany.


Stabschwarm y Kommodore JG 2: Oblt. Erich Leie (118 v.), Maj. Walter Oesau, Oblt. Rudi Pflanz (52 v.) and Ofw. Günther Seeger (56 v.)

Mientras la guerra iba avanzando, la desazón entre los pilotos de combate también iba aumentando por lo que la figura mediática y elevadora de moral de Oesau cobraba cada día mas importancia y por esta razón fue de nuevo llamado a funciones de combate. Ahora, como Kommodore del Jagdgeschwader 1, iba a añadir a sus habilidades en la lucha de perros contra cazas enemigos su maestría al convertirse en un "experten"' asesino de bombarderos cuatrimotores, ya que en esta segunda etapa derribó de 14 bombarderos pesados norteamericanos, entre fortalezas volantes B-17 y B-24 Liberators. 

El 11 de mayo de 1944, Oesau al mando de una formación de cazas Bf 109 G  atacaron una formación de bombarderos norteamericanos: su unidad fue contraatacada por la fuerza de escolta de los bombarderos compuesta por cazas P-38 Lightning, en el subsiguiente combate Oesau fue alcanzado, derribado y se estrelló, perdiendo la vida cerca de la ciudad de St. Vith. De forma póstuma Oesau fue ascendió al rango de Oberst. Había volado en más de 300 misiones de combate y logró un total de 127 victorias, 38 de los cuales contra Spitfires y 14 sobre bombarderos cuatrimotores o "Viermots" tal y como los denominaban los pilotos de combate alemanes llamados, objetivos muy difíciles de derribar.