martes, 17 de mayo de 2016

Variantes del Panzer IV

El Panzer IV fue durante la Segunda Guerra Mundial el caballo de batalla de las fuerzas acorazadas alemanas. Como carro de combate se diseñaron diversas versiones durante toda la contienda, del mismo modo su chasis y estructura fue utilizada para poner en acción diferentes variantes con finalidades distintas al uso primigenio con el que fue diseñado. Estas son sus variantes. 

Jagdpanzer IV



El Jagdpanzer IV, fue un cazacarros basado en el chasis de Panzer IV construido a su vez en tres variantes principales. Al igual que todos los Jagdpanzer, vehículos cazacarros sin torreta, fue desarrollado contra los deseos de Heinz Guderian, el inspector general de las Panzertruppen, como  reemplazo para el cañón de asalto Sturmgeschütz III (StuG III). Guderian se opuso contra la falta de necesidad de este tipo de vehículos, ya que en su opinión, el Sturmgeschütz III y el StuG IV cumplían de forma adecuada  su función y toda la amalgama de vehículos desviaba los recursos de producción del Panzer IV.

Sin embargo y considerando estas objeciones el Jagdpanzer IV fue probablemente el mejor y más temido de las versiones del panzer IV, Este eficaz cazacarros de perfil bajo fue particularmente apreciado en Italia y Normandía. No menos de 1980 unidades se construyeron, todas a partir de 1943.

A favor.

  • Conducción suave gracias a su aceleración ajustada y velocidad excelente.
  • Excelente desplazamiento transversal del cañón hacia los lados que permitía disparar mientras el tanque se recolocaba.
  • Vehículo de perfil bajo, que lo convertía en un blanco difícil a largas distancias.

En contra.

  • Laterales muy vulnerables
  • Propenso a sufrir detonaciones de la munición.
  • Vehículo pequeño, toda la tripulación podía verse fuera de combate con un solo impacto

Sturmgeschütz IV



Variante del Panzer IV utilizado como cañón de asalto en la última parte de la Segunda Guerra Mundial. Idéntico en función y concepto al exitoso cañón de asalto StuG III basado en el Panzer III, ambos modelos de StuG fueron exclusivamente incorporados al papel de cazacarros en las formaciones acorazadas y en la planificación táctica germana en los últimos dos años de guerra, aumentando considerablemente la capacidad de fuego tras la  disminución de tanques disponibles para el ejército alemán en los frentes oriental y occidental.

1140 unidades de estos excelentes cañones de asalto  soporte fueron construidos rápidamente, aprovechándose de la superestructura ya probada y armamento principal del Sturmgeschütz III.

Panzerbefehlswagen IV



La versión de tanque de mando, equipada con un potente conjunto de radios, completo equipo eléctrico y el cableado correspondiente. Estos tanques fueron utilizados para coordinar el apoyo artillero, el de la infantería, así como el apoyo aéreo a las Panzerdivisionen. Amplio y confiable, fue probablemente el mejor tanque de mando alemán de la guerra.

Panzerbeobachtungswagen IV.



Variante del Panzer IV utilizado como vehículo de observación de artillería, su uso fue conjunto y coordinado con las unidades autopropulsadas, Wespe y Hummel.

Sturmpanzer IV Brummbär




Uno de los más impresionantes vehículos de asalto autopropulsado alemán, el Brümmbar estaba equipado con un cañón de 150 mm  y fue el precursor de los prototipos Heuschrecke y Dicker Max.

Flakpanzer IV Möbelwagen



Tanque antiaéreo equipado con un cañón de 37 mm. En montaje simple, fueron construidas 240 unidades en 1944-45, para compensar la pérdida de la superioridad aérea, en particular en el frente occidental.

Flakpanzer IV Wirbelwind





Tal vez más famoso que el anterior, esta variante de apoyo antiaéreo fue equipada con el soberbio montaje cuádruple de cañones de 20 Flakvierling.  Producidos más de un centenar de estos vehículos.  Usando el mismo chasis y la torreta, 66 unidades adicionales fueron equipadas con el cañón simple de 37 mm. versión conocida como Ostwind.

Geschützwagen III/IV Hummel



Vehículo autopropulsado de artillería construido sobre el chasis del Panzer IV y con piezas de Panzer III. Se construyeron más de 666 unidades durante el transcurso de la guerra y fue uno de los autopropulsados alemanes más apreciados de siempre.

Panzerjäger III/IV Nashorn



Un cazacarros de gran valía, equipado con el legendario cañón de 88 mm. Era menos costoso que el Tiger. 473 Fueron entregadas 473 unidades en total.

Geschützwagen III/IV Schlepper

Variante de transporte de municiones. Se construyeron 150 unidades.

Bergepanzer IV



Vehículo blindado de recuperación, más potente que las versiones anteriores basadas en el Panzer III. Se utilizó sobre todo en el frente oriental. Tal vez 21 o 22 unidades fueron reconvertidas usando tanques reparados, sin torreta y con una grúa de 2 toneladas con barras rígidas de remolque. Esta versión también fue modificada hacia tanques anfibios; Panzerfahre (2 prototipos) y Landwasserschlepper  que también fueron producidos en cantidades  muy limitadas.

Bruckenleger IV




Uno de los primeras variantes basadas en el Panzer IV, como vehículo tendedor de puentes. El puente desplegado tenía 56 metros de longitud. 24 vehículos d este tipo fueron producidos antes de la campaña de Francia