jueves, 26 de mayo de 2016

Operación Weserübung, Situacion estrategica y planificacion. 2ª parte.

 Proviene de Operación Weserübung, Situacion estrategica y planificacion. 1ª parte.




Por lo tanto, el 27 de enero de 1940, Hitler rechazó un intento inicial de plan bastante deficiente por parte del OKW, llamado Studie Nord y ordenó uno nuevo estudio, desarrollado en mayor profundidad, dándole el nombre clave de  Weserubung. Un mes más tarde, se establecieron los objetivos de la operación y se fijó el inicio de la operación antes del comienzo de la invasión de Francia y los Países Bajos (nombre clave Fall Gelb o 'Caso amarillo').

Una vez que se tomó la decisión de ocupar Noruega, Dinamarca desafortunadamente también entró en el plan de invasión debido a la necesidad de utilizar los aeródromos de Alborg, en el norte de Jutlandia. El alto mando de Luftwaffe también favoreció la ocupación del país para ampliar más hacia el norte, la magnitud de su cinturón de defensa aérea. En ese momento, el sistema de defensa aérea alemana terminaba en Helgoland, Sylt y algunos aeródromos en Schleswig. Era fácil para los bombarderos de la RAF eludir este sistema defensivo y rodeando  la red de alerta aérea al volar hacia el norte, y de esta forma amenazar las importantes ciudades de Hamburgo y Kiel y quizás incluso Berlín, dando muy poco tiempo de reacción para los interceptores de Luftwaffe.

De esta forma, los tres servicios de las fuerzas armadas alemanas tenían  interés en ver Noruega y Dinamarca dentro la órbita del Reich. Es lógico, que con estas motivaciones de las tres armas, la campaña fuese llevada a cabo por los alemanes y acabase por ser la única campaña planeada casi exclusivamente por el Cuartel General de la Wehrmacht.

 Cinco días después del incidente del Altmark, Hitler ordenó la planificación detallada para que Weserubung fuese ejecutado con urgencia.

La Directiva del 1º de marzo Hitler cambiaba el plan alemán dando una importancia aun mayor. Dicha Directiva formalmente establecía el estado mayor de planificación operacional, conocido como Gruppe XXI, y comenzaba a ir cumplimentado los detalles de la operación.



Nikolaus von Falkenhorst, general al mando de la operación.

El plan final se basaba en "acciones audaces y sorpresa de ejecución" a la hora de atacar simultáneamente con los elementos más ligeros de las tres divisiones del ejército alemán, transportados mediante casi todos los buques de guerra disponibles, y la ocupación de los cinco principales puertos de Noruega - Oslo, Kristiansand, Bergen, Trondheim y Narvik - mientras otras dos divisiones de infanteria cruzarían la indefensa frontera y los pequeños canales de Dinamarca.

La mayor amenaza para los movimientos iniciales se hallaba en la actuación de la Royal Navy y la RAF, especialmente en contra de los dos grupos de asalto que se dirigían a Narvik y Trondheim. Cubriendo estos grupos solo se hallaría un único escuadrón de batalla de la Kriegsmarine, con los cruceros acorazados Gneisenau y Scharnhorst. A la hora señalada, los dos grupos de asalto se separarían hacia sus respectivos objetivos y desembarcarían tropas de montaña especialmente entrenadas en ambos puntos estratégicos del norte de Noruega. Las ligeramente armadas unidades Gebirgsjäger podrían reforzarse con armamento pesado y suministros que seis cargueros transportarían poco después de la llegada de estos elementos de asalto.

En el mar, toda la operación estaría vigilada por 28 submarinos, cerca de dos tercios de las unidades disponibles, situadas en el Mar del Norte y las costas noruegas.

Oslo debía ser ocupada gracias a un asalto aerotransportado en el campo de aviación de Fornebu y también por la infantería de marina del más potente Marine Gruppe. Tras el desembarco, las naves de carga alemán restantes debían seguir transportando vitales refuerzos a través del Kattegat. Los soldados desembarcados avanzarían desde Oslo hacia la parte sur del país.

Además de los asaltos aéreos, la Luftwaffe debía proporcionar cobertura aérea defensiva, ataques contra buques enemigos y apoyo aéreo a las fuerzas de tierra. Una vez quelas  bases aéreas estuviesen aseguradas, la Luftwaffe establecería un puente aéreo que proporcionaría los elementos más críticos para la expansión de las fuerzas de tierra. Los cazas debían llegar a Noruega para establecer la superioridad aérea local y los bombarderos en picado seguir a la flota británica y atacarla.

Dinamarca seria invadida por simultáneos ataques terrestres a través de Jutlandia y por un asalto aerotransportado que aseguraría los vitales aeródromos de Alborg así como un ataque sorpresa en el puerto de Copenhague por fuerzas de infantería desembarcadas desde navíos auxiliares que llegarían durante la noche.

El plan alemán era extremadamente complejo, ya que requería la estrecha coordinación y sincronización exacta por casi todos los elementos de las distintas unidades para asegurar los objetivos iniciales. También era estrechamente interdependiente, porque cada fuerza - por tierra, mar o aire – debía conseguir su objetivo de manera oportuna o correr el riesgo del fracaso de toda la empresa.


 Tropas germanas desembarcando desde el crucero pesado Admiral Hipper


La invasión de Dinamarca y sobretodo Noruega puede considerarse sin duda alguna como la operación de mayor magnitud llevada a cabo por la Wehrmacht en la que intervinieron de forma conjunta las tres armas de las fuerzas armadas alemanas de forma significativa, es decir, tanto el Heer, la Kriegsmarine como la Luftwaffe, tuvieron un papel primordial y ninguna estuvo subordinada a otra.  Es cierto que por peso numérico, la anterior invasión de Polonia y el inminentemente posterior ataque sobre Francia fueron operaciones nada comparables a Weserübung pero el trabajo del OKW encajando y planificando todos los movimientos es encomiable. Desembarcos marítimos de tropas de infantería, desembarcos aéreos de Fallschirmjäger, presencia de coberturas aéreas sobre tropas terrestres y buques, intervención de tropas de elite de montaña o Gebirgsjäger hacen de la invasión de Noruega un episodio  de estudio más que interesante.